"Es algo que siempre quise hacer"

Desde el mar, Alfredo Pinto defendió la Patria en el conflicto que marcó miles de vida. De regreso a tierra firme, formó una familia y tuvo 4 hijos. En este viaje buscará cerrar las heridas que dejó la guerra.

  • Miércoles, 11 Marzo 2020
  • Escrito por Prensa

Después de haber participado en el conflicto del Atlántico Sur, donde se desempeñó en el destructor ARA Hércules, Alfredo Pinto visitará las Islas Malvinas 38 años después del fin del conflicto armado que marcó su vida y la de tantos compañeros.

Este sanjuanino, hoy jubilado tras 25 años de trabajo en la Fábrica de Carburo, tiene cuatro hijos: Mauro, Joanna, Soledad y Facundo, definido por él mismo con “el regalón”. Pensionado de la Nación, este verano del conflicto no pueda evitar la emoción al recortar aquella herida que aún no termina de cerrar: “Tengo expectativas de rendirles un gran homenaje a mis compañeros caídos en Malvinas, es algo que siempre quise hacer”, asegura.

Pinto cumplió tareas a bordo del destructor ARA Hércules, el cual junto a su gemelo ARA Santísima Trinidad (D-2), fue parte de la escolta del portaaviones Veinticinco de Mayo en la Guerra de Malvinas. Participó en las acciones de recuperación de las Islas y su helicóptero embarcado operó por unas horas en el Aeropuerto de Puerto Argentino.

Al veterano de la guerra de Malvinas se le corta la voz cuando evoca aquellos días que abrieron una herida que hoy busca cerrar: “Uno siempre tiene ese dolor por la causa de Malvinas; es un dolor muy grande, especialmente cuando se acerca el 2 de abril”, aseguró.