Miércoles, 08 Noviembre 2017

Conmemoraron el 30° aniversario de la creación de la Defensoría del Pueblo

La Primera Defensoría del Pueblo de América Latina, la de San Juan, creada al amparo de la Constitución Provincial de 1986, conmemoró en la fecha el trigésimo aniversario de su creación con una ceremonia celebrada en la sede el Foro de Abogados.

El acontecimiento contó con la presencia del vicegobernador, en ejercicio del Poder Ejecutivo Provincial, Marcelo Jorge Lima que en la mesa de autoridades estuvo acompañado por el  titular de la Defensoría del Pueblo, Julio César Orihuela,  el defensor del Pueblo de la República Plurinacional de Bolivia, David Tezanos Pinto y los defensores del Pueblo de Jujuy,  adjunto de Córdoba, Río Cuarto,   Formosa, delegado de  Jujuy, Salta, y Chaco.

También participaron del acto el fiscal de Estado, Jorge Alvo; el  presidente del Foro de Abogados, Marcelo Arancibia, el vicecónsul honorario de España en San Juan,  los defensores adjuntos de nuestra provincia, legisladores provinciales, personal de la Defensoría e invitados especiales.

En la apertura de la ceremonia habló el presidente de Foro de Abogado para felicitar por el aniversario a las autoridades y personal de la Defensoría del Pueblo, un organismo de la Constitución que nació en 1987 para asumir la defensa de los más desvalidos frente a  acciones públicas o privadas que afectaban sus derechos.

A continuación se procedió a la firma de un convenio de carácter científico-académico entre la Defensoría del Pueblo y el Foro de Abogados.

Seguidamente, el defensor del Pueblo de Jujuy, Javier de Vedia,  saludó a la madre de todas las defensorías de la Argentina, la de San Juan y destacó que estos organismos han unido a muchos en el compromiso de trabajar por la gente.

Luego y a modo de balance de su gestión al frente de la Defensoría del Pueblo de San Juan, Orihuela expresó  que en treinta años se han producido diversos cambios en la sociedad.

El  Ombudsman sanjuanino recordó que tras la recuperación de la democracia en 1983, tres años después en San Juan se sancionó una nueva Constitución Provincial y entre sus novedades se destacaba la creación de una figura novedosa, como la Defensoría del Pueblo para defender los derechos, garantías e intereses tutelados por la Constitución, entre otras funciones.

Orihuela recordó que tras la creación de la Defensoría en  1987,  en los primeros tiempos la actividad en el organismo era casi nula, porque la sociedad no conocía ni su existencia ni el rol que debía desempeñar.

Con el paso de los años y a medida que se tuvo conocimiento de su importancia en el medio, el trabajo se incrementó de manera notable y hoy se atienden desde simples reclamos como la falta de alumbrado público en un vecindario hasta grandes problemas ambientales.

Al ser la primera Defensoría no sólo de la Argentina sino también de América Latina, Orihuela indicó que San Juan también tuvo que desarrollar una tarea de difusión en todo el continente y ese le valió el reconocimiento de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El defensor añadió que a futuro se tiene previsto ampliar los servicios de la institución local,  para atender asuntos relacionados con los derechos de los niños y  personas con discapacidad.

    Sobre el final de su saludo, Orihuela agradeció la tarea y el acompañamiento de sus colaboradores y de todo el personal de la Defensoría.

Para cerrar el acto habló el vicegobernador Lima que,  en primer lugar transmitió el saludo y felicitaciones del gobernador Sergio Uñac, ausente de la provincia, para las autoridades y personal de la Defensoría del Pueblo de San Juan.

Más tarde, Lima declaró que con la recuperación de la democracia en el país surgió la necesidad de repensar el contrato social, nuestras instituciones y de agiornar el andamiaje jurídico de la Argentina.

En la nueva Constitución Provincial de 1986 aparecieron nuevas figuras como la Defensoría del Pueblo, para defender los derechos difusos, colectivos de tercera o cuarta generación.

El orador puntualizó que en la universidad a los estudiantes de Derecho se les enseña la obligatoriedad de la ley; que es obligatoria a partir de su publicación y no se puede expresar el no conocimiento de la norma. Pero también en el texto constitucional y en las normas vigentes aparece el derecho a peticionar, añadió el titular del Poder Legislativo.

El vicegobernador continuó expresando que muchas veces esos principios chocan con la realidad  y se torna  imposible el ejercicio real  de ese derecho. Es en ese punto donde asume su rol fundamental la Defensoría del Pueblo.

Para concluir, el vicegobernador felicitó a las autoridades y personal de la Defensoría por los treinta años de actividad y celebró la forma de intercambiar experiencias con sus pares del resto del país para seguir construyendo una sociedad más humana y justa.       

Medios

Rodrigo Pacheco