Lunes, 12 Febrero 2018

La docente que llevará el Cruce a las aulas

Es maestra en Junín y tras cumplir su sueño de realizar el Cruce buscará transmitirles la experiencia a sus pequeños alumnos. “Nada te prepara para las sensaciones que vivís acá”, aseguró.  

  • Escrito por Prensa
La docente que llevará el Cruce a las aulas Foto y video: Gustavo Muñoz

Pese al cansancio de otra jornada extenuante y aún agitada por el esfuerzo, Bárbara Stoessel no puede dejar de sonreír. Maravillada por la intensidad de la experiencia, mira la inmensidad que la rodea y le cuesta creer que esté ahí, pisando las huellas que San Martín y sus hombres dejaron grabadas para siempre en nuestra Cordillera.

Bárbara es docente en dos escuelas de la localidad bonaerense de Junín, una de ellas rural, y uno de sus sueños era realizar el Cruce. “Desde que era niña vengo estudiando el Cruce de los Andes. Luego me hice docente y empecé a trabajarlo con los nenes en la escuela. Les mostraba a los chicos los cruces anteriores realizados por el Gobierno de San Juan y para el 17 de agosto del año pasado decoramos el salón como si fuese la Cordillera e hicimos una obra de teatro recreando los videos. Lo filmamos y lo pasamos el día del acto delante de toda la escuela”.

Por momentos, la emoción la supera y su voz se entrecorta: “Hoy estoy acá para ver eso que vi en los videos y para saber qué sintieron San Martín y sus soldados hace 201 años. Sentir las mismas emociones, ese miedo y esa adrenalina. Mirar el paisaje que te deja encantada y todo eso con una emoción grandísima, porque también te hace revivir sentimientos y pensar en todas las personas queridas en medio de esta inmensidad grandiosa”, aseguró Bárbara.

La docente bonaerense confiesa que el cruce será un recuerdo imborrable pero también el comienzo de algo que tendrá su continuidad en las aulas: “Ahora les voy a contar a mis alumnos todo lo que viví acá. Uno desde afuera lo ve desde otra manera, piensa que cruzar los Andes es como cruzar una calle. Por más que te imaginés las montañas nada te prepara las sensaciones que se viven acá. Pasás por diferentes sentimientos, te llena la emoción, te maravillan los paisajes y también tenés la adrenalina de momentos como el cruce de El Espinacito. Ese momento fue tremendo y estaba hasta arrepentida”, dice Bárbara sin poder contener la risa. “Espero poder transmitir a los chicos esas sensaciones y la grandeza de este lugar y de la gesta que encabezó San Martín”, añadió.

Para cerrar, Bárbara agradeció la oportunidad al Gobierno de San Juan y a todos los que colaboraron para que su participación sea posible y destacó además la organización de la expedición. “Se cumplieron todos los horarios y todo salió como estaba pautado. Te das cuenta de que cuando hay una planificación todo funciona”, señaló.