Jueves, 10 Diciembre 2015

El primer mensaje del gobernador Sergio Uñac

A continuación el discurso completo del Sr. Gobernador de la Provincia de San Juan, Dr. Sergio Uñac.

  • Escrito por Prensa

SANJUANINOS

QUERIDO AMIGO ING. JOSÉ LUIS GIOJA.

SEÑOR VICEGOBERNADOR DE LA PROVINCIA Y AMIGO, DOCTOR MARCELO JORGE LIMA.

SEÑOR PRESIDENTE DE LA CORTE DE JUSTICIA, DOCTOR JOSÉ ABEL SORIA VEGA.

SRES. EX GOBERNADORES DE SAN JUAN GEÓLOGO CARLOS ENRIQUE GÓMEZ CENTURIÓN Y LIC. JORGE ALBERTO ESCOBAR.

SRES. FAMILIARES DE LOS EX GOBERNADORES DR. LEOPOLDO BRAVO, DR. ALFREDO AVELÍN Y DR. WBALDINO ACOSTA.

SEÑOR ARZOBISPO DE SAN JUAN DE CUYO, MONS. DR. ALFONSO DELGADO EVERS.

SEÑORES REPRESENTANTES DE CULTOS.

SEÑORES LEGISLADORES NACIONALES Y PROVINCIALES.

QUERIDOS INTENDENTES DEPARTAMENTALES ELECTOS, MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AQUÍ.

SEÑORES MIEMBROS DEL TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE JUSTICIA.

SEÑORES JUECES FEDERALES EN SAN JUAN.

SEÑORES RECTORES Y DECANOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN JUAN Y UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CUYO.

AUTORIDADES REPRESENTANTES QUE NOS VISITAN DE LA HERMANA REPÚBLICA DE CHILE.

SEÑORES VICECÓNSULES ACREDITADOS EN LA PROVINCIA.

SEÑORES REPRESENTANTES DE LAS FUERZAS ARMADAS Y DE SEGURIDAD.

SEÑORES REPRESENTANTES DE LOS TRABAJADORES.

SEÑORES REPRESENTANTES DE LAS FUERZAS VIVAS Y DE LAS DIVERSAS CÁMARAS.

A MI FAMILIA, QUE SIEMPRE ESTUVO Y ACOMPAÑA MIS DESAFÍOS.

SEÑORAS, SEÑORES.

Agradezco con gran emoción a los sanjuaninos que me han concedido esta responsabilidad. A ellos les digo que mis ganas, mi esperanza y mi voluntad están fortalecidas para seguir haciendo una provincia más próspera y justa.

Hace cuatro años ingresé por primera vez a este recinto para desempeñar el cargo de presidente de la Cámara de Diputados de San Juan y vicegobernador de la provincia.

Hoy, la voluntad ciudadana dispuso que retorne –sin haberme ido- como gobernador electo.

Electo.

“Electo” me advierte que no me distraiga y recuerde, que soy el primer mandatario, pero también el primer empleado, porque estoy mandado por los sanjuaninos para esta tarea.

“Electo”, porque soy gobernador por elección de los sanjuaninos.

“Electo” me indica que las esperanzas y los sueños de los sanjuaninos descansan en mi responsabilidad.

“Electo”, me señala que los ciudadanos me apoyaron con su voto, pero que es una ciudadanía exigente, que ha decidido ejercer sus derechos y se ha comprometido en la construcción de los procesos históricos de la provincia.

“Electo” me dice, a fin de cuentas, que es tiempo ya de iniciar el camino de poner nuestros sueños en marcha.

Llego a esta Legislatura que tanto conozco, desprovisto de egoísmos o parcialidades, convencido que los sanjuaninos hace tiempo ya comenzamos a construir un proyecto colectivo compartiendo sentimientos, sueños y valores.

El mundo ha cambiado, y San Juan ya no es el mismo. Muchas cosas que nos rodean y que hemos hecho propias, eran consideradas imposibles o inviables años atrás.

¿Qué nos permitió obtenerlas? ¿Con qué construimos el San Juan de hoy? Con los valores y los ideales.

Aquellos valores de los cuales depende el éxito: el honor, la voluntad, el esfuerzo, el coraje, la honradez, el patriotismo y la lealtad.

Los valores, como los ideales, han sido la energía que alimentó al motor de nuestro proyecto a lo largo de esta etapa.

No nos alejaremos de esos principios rectores, pero los abordaremos con una nueva dimensión de la responsabilidad. Una responsabilidad, que como la confianza, es de ida y vuelta.

De ida y vuelta.

Hay que edificar esta responsabilidad compartida… que cada uno haga bien lo que le toque y que los proyectos individuales aporten y se articulen con el proyecto colectivo.

La buena voluntad, y el ejercicio de la responsabilidad individual y social, en el marco de claras reglas de juego, nos asegurarán no desviarnos del camino trazado y seguir construyendo un proyecto con espacio para todos.

Si asumimos como propia la parte del trabajo y la responsabilidad que nos toca y confiamos en que el otro hará lo mismo, podremos ir construyendo una provincia más moderna y eficaz y una sociedad unida bajo los mismos objetivos.

Tenemos que avanzar hacia una sociedad más responsable, con ciudadanos más protagonistas, con claros criterios de reconocimiento a la tarea de cada uno y con un sistema político en el que la ciudadanía pueda confiar plenamente.

Eso les propongo: hacer correctamente lo que a cada uno le toque hacer. Ni más ni menos.

Estoy convencido que para construir el San Juan que queremos no hay banderías, es decir: no hay oficialismo u oposición. También estoy convencido de que quienes estamos aquí debemos llevar la responsabilidad con que los sanjuaninos nos han honrado a su máxima expresión, que es la generosidad y el compromiso con la democracia participativa y republicana.

Quisiera poner énfasis en esta idea: para construir, no hay oficialismo ni oposición. Lo que nos planteamos es diseñar y edificar prácticas colectivas de cooperación que superen los discursos individuales antagónicos. El bienestar del sanjuanino está primero. Y expreso esto, con la satisfacción de saber que referentes de diversas fuerzas políticas, han manifestado su acuerdo a esta premisa. Lo que nos une es mucho más fuerte que lo que nos separa, si es que hay algo que nos separa.

Los adversarios se reconocen construyendo, discuten y disienten cooperando, y así, entre consensos y disensos se funda el futuro, que será futuro de todos o no será futuro.

En este sentido, desarrollaremos un programa de gobierno en un marco de diálogo con todas las fuerzas políticas y sociales, buscando avanzar en el cumplimiento del compromiso con el mandato ciudadano.

Quisiera que sepan que gobernaremos escuchando a todos los sectores, con el objetivo puesto en la equidad, la justicia y el bienestar. Y que en ese diálogo prestaremos atención a todas las voces necesarias, antes de tomar la decisión.

Sé que es una gran tarea! Y esa misma tarea es la que me llena de energía y voluntad, para mantener firme la idea de sumar y no restar, multiplicar y no dividir; de avanzar y no retroceder, planificando con optimismo y fe, nuestro futuro.

Releo mi historia y con ella viene el recuerdo de mis padres, que como muchos padres, me educaron con el ejemplo apostando al esfuerzo.

De aquellos en los que la ética de la responsabilidad era la norma de vida, y la palabra, la ley.

Fueron de esos padres que buscaron hacer bien lo que les tocaba hacer. Mi padre fue un buen intendente, un buen vecino, pero además y por sobre todas las cosas, un buen padre. Él me decía “lo que tengas que hacer, hacelo bien“, y como infalible herramienta pedagógica, estaba el ejemplo de vida. Tan coherente en el decir y en el hacer como mi madre, quien fue una buena maestra, pero fundamentalmente, una buena madre.

Y digo que a esos padres que nos llenaron de ejemplos, que nos enseñaron el significado del esfuerzo, que nos inculcaron valores e ideales, les debemos parte de nuestra historia.

Y quiero rendir homenaje a esa generación de hacedores, de pioneros, de mujeres y hombres que nos forjaron y nos legaron esta patria. Y el mejor homenaje es tenerlos vivos en el corazón y presentes en la gestión.

Sostengo que recordar de dónde venimos y no olvidar aquellos valores, nos permitirá con seguridad, proyectarnos al futuro.

Y en política el futuro es el conjunto de decisiones que tomamos hoy y por lo que nos evaluarán las próximas generaciones.

De José Luis Gioja he aprendido muchas cosas. Y sobre todo en los momentos más difíciles que nos tocó transitar juntos, me transmitió dos enseñanzas claves: escuchar con atención y decidir con serenidad. Y hoy quiero agradecerle sus consejos y rendirle un tributo a su trabajo, responsabilidad y militancia, que ratificará con solvencia como Vicepresidente primero de la Cámara de Diputados de la Nación. Es de verdad el amigo José Luis Gioja, nuestro orgullo en el Congreso Nacional.

No vengo a reemplazar a nadie, vengo a continuar con un sueño colectivo, a profundizar el camino que nos hace sentir a todos el orgullo de ser sanjuaninos.

Desde mis inicios en política descubrí que el diálogo es la mejor herramienta de construcción y lo puse en práctica.

Y de este diálogo con miles y miles de sanjuaninos es que confirmé que a las acciones de gobierno, se las debe juzgar por el efectivo ejercicio del poder político orientado al bien común.

Y para que esa titánica tarea fructifique, todos debemos ser albañiles poniendo codo a codo, un ladrillo sobre el otro: San Juan necesita de todos, de la maestra, del médico y del enfermero, de la ama de casa, del policía, del empleado de comercio, del que busca trabajo, del obrero y del empresario. San Juan necesita de los jóvenes cuestionando y estudiando, y de las madres soñando el futuro de sus hijos.

Todos somos San Juan, todos somos importantes, todos estamos llamados a aportar al San Juan que queremos; sin detenernos…porque lo que nos depare el futuro, será también lo que juntos podamos alcanzar

Estoy convencido que somos artífices de nuestro destino.

Por eso fundamentalmente el sanjuanino debe participar, transitando su ciudadanía de forma activa, para generar escenarios de cada vez mayor riqueza institucional: más democracia, más participación y más república.

Destaco el concepto: de nada sirve la crítica, cuando no hay interés ciudadano en las cuestiones de orden público.

Y es que el interés ciudadano se revela como un insumo central de nuestros esfuerzos. En un marco equilibrado de derechos y obligaciones, son los ciudadanos los que tienen que demandar, y nosotros cumplir. Son los ciudadanos los que tienen que controlar, y nosotros permitirlo, es la ciudadanía y los intereses públicos, en definitiva, lo que debe marcar la agenda de gobierno.

Con esta premisa voy a trabajar incansablemente, entendiendo que, la educación de nuestros hijos y la salud pública; la seguridad y la justicia, el trabajo y la producción, el sistema democrático de gobierno, nuestra cultura y nuestra tierra; la familia, la paz y la estabilidad, son los principales objetivos de nuestra sociedad y es por lo que voy a trabajar.

Yo creo y quiero un Estado promotor del desarrollo social y económico, pero sobre todo comprometido con los valores de los sanjuaninos.

Yo creo y quiero políticas que encuentren consenso en el dialogo social y la participación ciudadana.

Yo creo y quiero que la salud y la educación, la seguridad y la justicia sean derechos universales, al que accedan todos los ciudadanos.

Yo creo y quiero una sociedad comprometida, equitativa, justa y solidaria, con oportunidades para todos.

Yo creo y quiero un San Juan en el que todos puedan acceder a los frutos del desarrollo y el progreso.

Vengo a trabajar por lo que creo, vengo a trabajar por lo que quiero para San Juan, vengo a trabajar por mis hijos y por los hijos de todos los sanjuaninos

Hay quien pueda pensar que esta es una utopía. Y quizás si lo sea. Eduardo Galeano decía que “La utopía está en el horizonte”. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos...” “..Entonces… ¿para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”.

Sirve para caminar, sirve para avanzar sin descanso. Por eso sostengo que si lo que creemos y queremos algunos dicen es una utopía, bienvenida sea, porque ella señalará el horizonte!

En este marco estimo necesario compartir con ustedes algunos de los vectores fundamentales de mi gestión para que los sanjuaninos sepan cabalmente a dónde nos dirigimos como cuerpo social y lo que es fundamental, que cada uno pueda con ese conocimiento, aportar su voz, su idea y su trabajo, para alcanzar los objetivos que nos hemos impuesto.

Históricamente, las gestiones estuvieron siempre preocupadas por la gobernabilidad o sea, por la capacidad para responder a las demandas de sus ciudadanos, entendiendo que gobernar es un asunto único y excluyente del gobierno. Esta es una idea que debemos superar.

La capacidad de gobernar depende y cada vez más, de la articulación entre éste y la sociedad. De cuán cercano y fuerte sea el vínculo con la ciudadanía y de cuán comprometida esté la ciudadanía con los objetivos del gobierno. Esto, que la Ciencia Política denomina Gobernanza, es el modelo en torno al cual queremos gobernar San Juan. No imaginamos un gobierno sin la participación y el consenso social.

En Educación hay condiciones inmejorables para lograr una propuesta de calidad que prepare a nuestros hijos para el futuro. Tenemos una moderna infraestructura edilicia que seguiremos desarrollando y un Centro de Capacitación para perfeccionar a nuestros docentes, estos son los dos pilares sobre los que podemos construir una educación de excelencia para todos los sanjuaninos.

La educación estará en el centro de mi gobierno porque adhiero y comparto profundamente aquel pensamiento de nuestro prócer Domingo Faustino Sarmiento, cuando decía “todos los problemas son problemas de educación”.

La educación es una responsabilidad compartida entre los docentes y la familia, por eso reconstruyamos el concepto de “comunidad educativa”: los padres debemos comprometernos, participar y cooperar con la enseñanza y con la institución.

Acompañemos a los chicos a la escuela, entremos con ellos, hablemos con sus maestros y con los otros padres, nos involucremos.

Somos hijos de la educación pública, independientemente de su gestión estatal o privada, pero sabemos que hay que afianzarla para fortalecer la igualdad de oportunidades.

En lo que respecta a la salud, la entendemos como otro derecho de todos los sanjuaninos. Hoy la provincia cuenta con buena infraestructura. El desafío es mejorar aún más el servicio, buscar proximidad y calidad; que cada sanjuanino tenga cerca de su casa asistencia médica y que esa asistencia sea de la mejor calidad posible.

Procuraremos que la atención primaria de la salud se haga en la proximidad, que los Hospitales zonales y centros de salud, contengan las demandas de menor complejidad y desarrollen una fuerte política de prevención. Hoy el mundo entiende que la prevención es invertir más en salud y gastar menos en enfermedades.

El otro servicio esencial es la Seguridad. En este aspecto entendemos que para que haya seguridad debe haber también justicia y equidad. Vamos a seguir trabajando, pero debemos avanzar con una mirada integral. La seguridad hay que abordarla desde la base, y la base es la equidad y la justicia.

Buscaremos que paulatinamente la policía vaya acercándose cada vez más al ciudadano, tendremos como estrategia la policía de proximidad, que el policía esté cerca, que conozca la comunidad y su problemática y pueda hacer prevención.

Reconocemos la vocación y abnegación de la inmensa mayoría de los integrantes de la fuerza y contamos con ellos para darle seguridad a los sanjuaninos.

Continuaremos apostando a la tecnología y la profesionalización porque son dos factores claves de una policía eficiente.

Este abordaje integral se completa articulando la seguridad con la justicia, debemos seguir insistiendo en que se trabaje en forma conjunta y cooperativa; comprometiéndonos de ambos lados con toda la complejidad de la problemática.

Respecto a nuestra economía, quiero ratificar que la agricultura, la minería metalífera y no metalífera, el turismo y la industria seguirán concentrando nuestra atención y trabajo.

Nací en un departamento rural. Sé de primera fuente, como son las cosas allí. Conozco las dificultades que están afrontando esos sectores y conozco los esfuerzos que en conjunto se han venido haciendo. A todos ellos les digo, que encontrarán acá un equipo de gobierno dispuesto a acompañarlos en la búsqueda de las mejores condiciones, que sus problemas son los nuestros y que nos vamos a poner al frente en la búsqueda de las soluciones.

Debemos imaginar desde ya parte de nuestra economía mirando hacia el oeste, y empezar a diseñar un sector industrial y de servicios articulado con el pacifico a través del Paso de Agua Negra. Estamos trabajando la integración con Chile a partir del Túnel, clave del futuro de San Juan. Nuestra mirada estratégica de mediano plazo estará puesta tanto en la integración regional como en las posibilidades que ofrece el Pacífico.

La integración regional es la respuesta a la patria federal. Es por eso que estoy impulsando una agenda conjunta de trabajo con los mandatarios de provincias vecinas en los temas comunes como por ejemplo economías regionales, agua y turismo.

Como sanjuaninos hemos pasado doscientos años de historia mirando hacia el Atlántico. Seguramente en los próximos doscientos años tengamos que pensar el futuro mirando en todas las direcciones. Hay que ampliar la perspectiva y mirar al futuro. Al respecto, este es un desafío al que nos enfrentamos: pensar hoy qué industrias y con qué estándares producirán los bienes que comercializaremos con el pacifico a través de Chile en la próxima década. Eso es futuro propiamente dicho y a eso los invito.

Nuestra meta es una economía moderna, dinámica y competitiva. Tengo mucha confianza en nuestros empresarios y en nuestros trabajadores y sé que vamos a lograrlo. A esto contribuiremos con políticas de incentivo a la radicación. Vamos a trabajar con todos los sectores y con toda la fuerza, y saldremos a vender productos sanjuaninos a todo el mundo.

Es un objetivo que todos los sectores prosperen, pero no porque sea mi deseo, sino porque es la forma en que prosperará la provincia. Los gobiernos generan el escenario, las condiciones y la normativa para que los actores se desarrollen de modo que luego el fruto de los logros pueda ser distribuido con justicia y equidad.

Gobierno, empresas y sindicatos; gobernantes, empresarios y trabajadores son sectores que en forma constante deben dialogar, con sinceridad, con compromiso, y mirando el largo plazo. Esa es la clave para seguir creciendo y ésta es la propuesta que sentará las bases de nuestro desarrollo: diálogo sincero, compromisos mutuos y miradas de largo plazo.

Tenemos una agenda de proyectos inspirados en la búsqueda de la máxima calidad de los servicios y el beneficio de los ciudadanos. Que el servicio sea público no significa que sea de baja calidad; por el contrario, debemos afianzar la idea de lo público como lo mejor.

Nuestras economías regionales crecen si logramos conjugar favorablemente nuestra oferta con la demanda interna y externa, la competitividad es la clave del éxito de nuestros productos.

Y en esto de lograr ser competitivos, tenemos responsabilidades compartidas. Los resortes de la competitividad están en manos de diferentes actores. La competitividad está atada a la política cambiaria, al crédito, a la política exterior y a la infraestructura de base y esos son resortes claramente gubernamentales en la esfera nacional.

Pero también la competitividad se hace a través del camino de la innovación. Y cuando hablo de innovar no sólo me refiero a tecnologías de punta; innovar también es buscar nuevos mercados y producir nuevos bienes; innovar es acercarnos a la demanda, estudiarla, e incluso influirla. Innovar es implementar procesos que permitan obtener un producto más competitivo. La innovación es un resorte en manos de los productores y la industria y que potenciaremos con acciones de gobierno.

La meta es consolidar nuestra economía regional como un sector moderno, dinámico y competitivo. Tengo confianza en nuestros productores y empresarios y sé que vamos a lograrlo.

El sector comercio cobra, en la económica provincial, un rol significativo. El consumo vehiculizado a través del comercio, es un gran generador de empleo. Vamos a alentar este sector para que potencie su desarrollo, apoyando a aquellos que invierten y sostienen una actividad formal y constante, por sobre los oportunismos y las coyunturas. Las claras reglas de juego, invitarán al dinamismo de la actividad.

La minería metalífera y no metalífera es un pilar del desarrollo sanjuanino y continuaremos en esa línea. Minería si o minería no es una dicotomía inconducente y del pasado.

Miramos para adelante buscando seguridad, sustentabilidad y respeto por la “Casa de todos”, como sabiamente lo expresó el Papa Francisco en su carta encíclica LAUDATO SI’.

Como provincia, San Juan tiene condiciones naturales para el desarrollo minero y seguiremos aprovechándolas. Vamos a hacer minería y lo haremos cuidando el medio ambiente y los intereses provinciales. El privado operando y el Estado controlando y dando participación a sectores interesados. Esto construye un escenario de claras reglas de juego, que genera condiciones para promover la inversión minera en todas sus categorías, recordando que no puede haber explotación, sin la previa tarea de exploración minera.

Trabajaremos junto a los intendentes de los Departamentos mineros, a los trabajadores del sector, a las empresas mineras y a toda la cadena productiva, con un objetivo claro: el desarrollo sustentable y el bienestar de los sanjuaninos.

En esta actividad, quisiera subrayarlo, la responsabilidad y la seguridad jurídica, también son conceptos que demandan reciprocidad. En otras palabras, también se construyen de ida y vuelta.

El turismo, como actividad dinamizadora de la sociedad y la economía, debe fortalecer su participación en el PBI.

En este sentido, es vital profundizar un proceso de diálogo sectorial en cada una de las zonas turísticas de la provincia, convocando a todos los actores públicos y privados que intervienen en la cadena de valor del turismo receptivo.

Es este diálogo constructivo, el que posibilitará analizar las estrategias y herramientas que nos permitan trabajar unidos para transformar a San Juan en un destino turístico competitivo y elegible en los principales mercados emisores, posicionándolo en el contexto nacional e internacional.

Ese diálogo local lo potenciaremos hacia acuerdos regionales, fortaleciendo la estrategia de reposicionamiento de San Juan en el mercado turístico. En este marco, no se trata de rivalizar, sino de complementarse con provincias de la región.

El objetivo es aquí también, una actividad sostenible. La participación de la industria del turismo, de sus diversos actores, es fundamental para que el turismo sostenible sea un éxito. Aquí, la sinergia público-privada será una de las claves para desarrollar el sector.

Casas y caminos van a encabezar los esfuerzos de esta gestión. Es una gran preocupación que tengo y por la que me voy a ocupar fuertemente.

Señoras y señores: la gestión de gobierno no tiene techo porque las demandas sociales no tienen techo, y esto tiene que ver con una sociedad que se supera, que tiene esperanza, que tiene expectativas, que ve futuro.

Mientras la gente tenga expectativas y se proyecte al futuro, faltaran cosas por hacer. Esa será nuestra agenda de gobierno: las expectativas de los sanjuaninos.

San Juan quiere y puede seguir creciendo. Eso es lo que percibe la gente. Por eso, siempre habrá cosas por hacer, proyectos que realizar, y este equipo de gobierno tendrá puesta su atención en los intereses de los sanjuaninos.

Llegaremos a donde los sanjuaninos en su conjunto nos propongamos llegar, seremos la provincia que seamos capaces de construir con la creatividad, la inteligencia y el esfuerzo de todos.

Desde aquí mis respetos a la presidente saliente Cristina Fernández de Kirchner y mi saludo y congratulación al presidente de la Nación, Mauricio Macri, compartiendo que a la Argentina que viene la vamos a hacer entre todos y que en sus representantes primará voluntad y compromiso para trabajar por el destino grande de la patria.

Soy de los que piensan que mejor que decir es hacer. Y aunque antes de hacer es correcto explicar el qué y el cómo, todos sabemos que no se gobierna hablando, sino trabajando. Por eso: manos a la obra es la consigna. Manos a la obra!

Convocamos al trabajo, a la creatividad, al esfuerzo, a la voluntad de construir para que nos hagamos cargo de nuestro futuro, ratificando con esperanza y optimismo, políticas de Estado que hicieron cambiar a San Juan.

Los sanjuaninos me han distinguido como gobernador pero también como primer servidor público. Con orgullo, responsabilidad y dedicación, voy a conducir las acciones de un equipo que estoy seguro, estará a la altura de las circunstancias.

Gobernaremos pensando en la urgencia de lo inmediato, pero al mismo tiempo nos dedicaremos a planificar y ejecutar en el mediano y largo plazo. No habrá lugar para la improvisación. Habrá lugar para el cumplimiento de los sueños, de los sueños individuales y fundamentalmente, de los sueños colectivos de todos los sanjuaninos.

Estoy convencido de que tomar conciencia de nuestros problemas es condición necesaria para encontrar las soluciones. De que el sentido del deber es el motor. Y que el trabajo conjunto es la vía.

Los dirigentes políticos solemos rescatar un axioma que reza que no hay que pensar en las próximas elecciones sino en las próximas generaciones. Y es así. Las políticas públicas deben trascender los gobiernos y desarrollarse en el tiempo para el progreso de todos.

Pero también es verdad, que aquellos padres que luchan diariamente por un futuro para sus hijos, tienen derecho a un presente mejor.

He decidido no emplear el futuro como una promesa alternativa del presente, como una especie de condición: pensemos en el futuro y no operemos en el presente. Me niego a eso. Acepto el desafío de un presente mejor. A algunos, y eso lo pude ver, el futuro les queda demasiado lejos. Y yo no voy a estar lejos de nadie.

Quisiera que los hijos de nuestros hijos puedan decir con orgullo que, cuando San Juan nos necesitó, respondimos sin dudar; no retrocedimos, que no rehuimos ni dudamos y que inspirados en el futuro, entregamos una provincia mejor que la que recibimos.

Nada de esto se consigue en soledad o con mezquindades.

Juntos, hemos tomado una decisión valiente. Vamos a desarrollarla transformando la realidad mediante la política.

No quisiera terminar mis palabras sin invocar a Dios, fuente de toda razón y justicia, para que acompañe en esta monumental tarea y en este excepcional honor que me han conferido los sanjuaninos.

No los convoco a sumarse tras una persona sino tras ideas y proyectos, que San Juan ratificó como propios en octubre pasado. Los convoco a sumarse a este plan de un San Juan poderoso.

Sigamos un proyecto colectivo, el proyecto de todos, el proyecto de los sanjuaninos.

Hoy, la unión más que nunca.

El diálogo, más que nunca.

El trabajo, más que nunca.

El compromiso ciudadano, más que nunca.

¡SAN JUAN, MÁS QUE NUNCA!

Que Dios nos ilumine y nos bendiga a todos.

Modificado por última vez en Miércoles, 15 Febrero 2017 17:31

Noticias en un minuto

Lo más importante de San Juan, en un minuto de noticias.
¿Qué es San Juan en Noticias?

ASJ
Logo EPSE
Logo OSSE