Viernes, 08 Febrero 2019

El sapo: juego sensación para adultos mayores

En la sede de la Asociación Personal de Empleados Legislativos (APEL), se desarrolla esta actividad.

Camila Recabarren y Ayelén Cabrera asisten todos los martes y jueves, de 18:00 a 21:00, a la sede de APEL, ubicada en calle Urquiza 237 sur. Ellas son las profesoras a cargo de un grupo de personas de entre 65 y 75 años de edad que van a practicar su hobby y el juego que los distrae durante la tarde noche.

Compañerismo, amistad, solidaridad, son valores que pregonan en este lugar, donde los adultos mayores comparten un buen momento de mate, risa y enseñanza. Quizás el juego resulte ser la excusa perfecta para que estas personas ejerciten su mente y cuerpo.

El Club del Adulto Mayor, dependiente de la Dirección de Deporte en la Comunidad, es un programa de la Secretaría de Estado de Deportes. Tiene como objetivo contener a las personas mayores de 65 años, y brindarles un espacio de recreación y esparcimiento, que les permita mejorar su calidad de vida, y lograr un envejecimiento activo a través de la actividad física y el deporte.

Las inscripciones para participar de este programa se realizan en la Secretaría de Deportes, Dirección de Deportes en la Comunidad, o bien en cada municipio. Los adultos aspirantes deben contar con certificado de aptitud física. La actividad es totalmente gratuita y el horario de inscripción es de 8:00 a 13:00. También, los interesados se pueden comunicar al 264-4-227299.

Cómo se juega al sapo

El sapo es un juego de lanzamiento de precisión múltiple, donde se intenta introducir un determinado número de fichas, argollas o discos de bronce, en los diversos agujeros que existen en la mesa del sapo. Se tira a una distancia de 3 metros, y cada entrada tiene puntajes distintos en diferentes rondas.

Origen del juego

Hay quienes atribuyen el origen de este juego a una antigua leyenda Inca. En esta cultura, los sapos eran venerados por sus poderes mágicos. En los días festivos se arrojaban piezas de oro en los lagos, siendo que si un sapo saltaba y comía la pieza, este se convertía en oro y se le concedía un deseo al tirador.

Modificado por última vez en Viernes, 08 Febrero 2019 15:28
Más en esta categoría: « El tejo, la principal atracción
ASJ
Logo EPSE
Logo OSSE