Glosario de conceptos clave en el marco de la pandemia de COVID-19

A continuación, el significado de los términos usados en relación esta pandemia.

  • Martes, 14 Abril 2020
  • Escrito por Prensa

Desde el Ministerio de Salud de la Nación se lanzó un glosario de conceptos usados en el marco de la pandemia de coronavirus.

Conceptos básicos sobre epidemiología

Epidemiología: estudio de las causas, ocurrencia y distribución de los eventos, estados y procesos relacionados con la salud en poblaciones específicas, incluyendo el análisis de los determinantes que influencian tales procesos y la aplicación de este conocimiento al control de los problemas de salud relevantes.

El rol de un/a profesional de la epidemiología: Para comprender el rol del epidemiólogo/a podemos compararlo con el de un/a médico/a clínico/a.

Qué hace un clínico: pregunta los síntomas y signos, averigua hechos colaterales, categoriza la información y establece un diagnóstico, prescribe el tratamiento.

Qué hace un epidemiólogo: busca los signos y síntomas en la población como un todo. Establece factores de riesgo potencialmente causales. Elabora un diagnóstico de situación. Recomienda medidas de control.

Vigilancia epidemiológica: observación sistemática y continua de la frecuencia y distribución y los determinantes de los eventos de salud y sus tendencias en la población. Consiste en la recolección sistemática, análisis y difusión de información para las acciones de salud pública tendientes a controlar o disminuir el impacto de ciertas enfermedades y riesgos.

Información epidemiológica: información que se recolecta en el sistema de salud y que permiten obtener conocimientos oportunos, uniformes, completos y confiables, referentes al estado y evolución del proceso de salud-enfermedad, para apoyar las decisiones de las autoridades sanitarias locales, nacionales e internacionales.

Investigación epidemiológica: estudio conducido para identificar la fuente de los casos individuales y el modo de transmisión de una determinada enfermedad en una determinada población en un momento específico.

Situación epidemiológica: escenario de salud (o desarrollo de un evento de salud en particular) que se define a partir de ciertos criterios epidemiológicos.

Sistema de vigilancia: conjunto articulado de diferentes elementos: flujos de información (qué datos se van a recolectar, con qué nivel de detalle, provenientes de qué fuentes, etc., análisis de información (caracterización, comparación, análisis de tendencias, etc.) y difusión (a quienes se va a informar y con qué frecuencia).

Enfermedades de notificación obligatoria: corresponden al listado de enfermedades o eventos que es necesario notificar por parte de los equipo de salud del al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud y que está enmarcado en la ley 15465.

Definición de caso: conjunto de criterios por los cuales un individuo puede ser considerado de un determinado evento de salud bajo análisis. Generalmente está compuesta de criterios clínicos (síntomas y signos más frecuentes de una enfermedad), laboratoriales (determinaciones microbiológicas, químicas, inmunológicas, etc.) capaces de identificar el agente, y epidemiológicos (antecedentes de exposición a riesgos –viajes, contactos, ambiente, etc. en un determinado tiempo.

Caso confirmado: caso con criterio laboratorial o epidemiológico que permite afirmar que se trata de un caso del evento bajo estudio.

Caso sospechoso: casos cumple con los criterios para ser investigado como parte del evento bajo estudio.

Semanas epidemiológicas: metodología estandarizada a nivel global para poder comparar la información proveniente de la vigilancia epidemiológica. Cada semana epidemiológica inicia en domingo y termina en sábado.

Curva epidémica: representación gráfica del número de casos de una enfermedad según la fecha de inicio de los síntomas; muestra la evolución de un brote con el pasar del tiempo.

Epidemia: situación sanitaria en la que una enfermedad o evento relacionado con la salud supera la frecuencia usual en una población específica, en un lugar y en un período de tiempo determinado.

Brote epidémico: aparición de una epidemia en un área geográfica reducida y durante un corto lapso de tiempo.

Pandemia: epidemia que se extiende en distintos países y continentes. Durante una pandemia hay un alto grado de nivel de infección y un fácil traslado de la enfermedad de un sector geográfico a otro.

Factores de riesgo: toda circunstancia o situación que aumenta las probabilidades de una persona de contraer una enfermedad

Conceptos específicos de COVID-19

Cuadro clínico: conjunto de signos y síntomas con presentaciones leves como fiebre y tos, malestar general, dolor de garganta, mucosidad, asociados o no, a síntomas graves como dificultad respiratoria o neumonía. Pueden presentarse como neumonía intersticial y/o con compromiso del espacio alveolar.

Tipos de transmisión

Transmisión por contacto estrecho: se trata de aquellos casos confirmados que han estado expuestos durante el período de incubación a la transmisión proveniente de una persona con diagnóstico confirmado de COVID-19. Contacto estrecho: Cualquier persona que haya permanecido a una distancia menor de un metro (ejemplos, convivientes, visitas) con una persona que presentaba síntomas y luego fue confirmada por coronavirus.

Transmisión local en conglomerados: se trata de casos relacionados entre sí por un lugar y un tiempo.

Transmisión comunitaria / Circulación comunitaria: se trata de casos en los cuáles no puede establecerse ningún nexo epidemiológico con algún caso confirmado o con un conglomerado de casos y que, por lo tanto, se supone que la infección fue adquirida en el ámbito de la comunidad.

Alta transitoria: proceso de externación indicado a una persona que ya no tiene criterio de internación debido a sus mejorías clínicas, que pero que debe permanecer aislado (en su domicilio o en lugar indicado) hasta contar con los estudios laboratoriales que confirmen el alta, con el propósito de evitar la dispersión de la infección.

Alta definitiva: se le indica a una persona que fue un caso confirmado y existe evidencia de mejora en su cuadro clínico y que ya no requiere aislamiento (se considera 2 PCR negativas).

Porcentaje de positividad: cantidad de resultados positivos para la detección del SARS-CoV-2 sobre la cantidad de estudios realizados x 100.

Distanciamiento social

El distanciamiento social es una medida efectiva cuyo objetivo es reducir el potencial de transmisión e implica:

  • Mantener una distancia de 1 metro respecto de otras personas.
  • Evitar dar la mano, abrazar o besar a otras personas.
  • No compartir el mate, vajilla y utensilios.
  • Evitar las multitudes y las reuniones masivas donde sea difícil mantener la distancia adecuada de los demás.
  • Evitar pequeñas reuniones en espacios cerrados, por ejemplo, celebraciones familiares.
  • Evitar visitar a personas que se encuentren en situación de mayor riesgo, como las que viven en centros de atención para personas mayores, geriátricos o personas con sistemas inmunes comprometidos debido a enfermedades o tratamiento médico.

Tipos de aislamiento

Aislamiento social preventivo obligatorio: el DNU 297/2020 establece el aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 26 de abril de 2020 para todas las personas que se encuentren en el país.

Aislamiento sanitario: lo llevan a cabo personas que están en su domicilio porque poseen confirmación médica de haber contraído COVID-19 o porque están esperando diagnóstico definitivo (caso sospechoso).

Aislamiento preventivo para viajeros: personas que han permanecido en una zona con transmisión comunitaria e ingresan a una zona sin transmisión comunitaria y deben mantenerse en aislamiento domiciliario durante 14 días.

Cuarentena: es una forma de uso corriente de referir al aislamiento social preventivo.

Modificado por última vez en Martes, 14 Abril 2020 19:14