Miércoles, 28 Agosto 2019

El Hospital de Albardón trabajará por una mayor eficiencia energética de sus instalaciones

Tras una auditoria, se determinó aplicar medidas que generen un ahorro energético para mejorar el ambiente interno y climatización del nosocomio.

Licenciada Antonella Rizzo, referente internacional del proyecto Salud sin Daño Licenciada Antonella Rizzo, referente internacional del proyecto Salud sin Daño

Desde el Ministerio de Salud Pública se impulsa una renovación en la mentalidad y forma de trabajo y se busca permanentemente la manera de darle eficacia a la tarea diaria. El pensamiento es no brindarle, solamente, una buena atención de salud sino optimizar todos los recursos que tengan que ver con este ministerio.

Uno de los puntos, relativamente moderno, es generar más eficiencia en la infraestructura hospitalaria, y que los nuevos edificios aprovechen mejor las bondades naturales de la provincia, como el intenso calor, el sol, los conos de sombra y los horarios de temperatura intensa y temperatura baja.

A nivel internacional existe una coordinación técnica llamada "Salud Sin Daño para América Latina" que trabaja para que el sector del cuidado de la salud reduzca su huella ambiental, se convierta en referencia en materia de sostenibilidad y se posicione en la defensa de la salud y la justicia ambiental.

En sintonía a lo ya existente a nivel mundial, llegaron a la provincia profesionales de Salud sin Daño a informar los resultados de las auditorías realizadas en tres hospitales públicos de Argentina, entre elllos el José Giordano (Albardón, San Juan). Los otros dos nosocomios auditados fueron el Garrahan (Buenos Aires) y el CEMAR (Rosario, Santa Fe).

Para la realización de estas auditorías, se gestionó un financiamiento internacional que está vinculado con el cambio climático y la demanda de refrigeración. El clima aumenta la temperatura ambiente global y esto genera más uso de aires acondicionados. Además, Los gases que despiden estos aparatos también impactan sobre el ambiente.

La licenciada Antonella Rizzo, coordinadora técnica del proyecto Salud sin Daño, visitó San Juan acompañada por el ingeniero Jorge Chemes, consultor y especialista de Eficiencia Energética y Energía Renovable. Ambos participaron de la lectura de las auditorias, junto a la licenciada Verónica Clavel, referente provincial de Salud sin Daño, la Dra. Sonia Sánchez, directora del Hospital de Albardón y el jefe de Zona Sanitaria III, Dr. Fernando Balmaceda

“Como en el sector salud se consume mucha energía se pensó que había algo interesante por hacer y estudiar. En consecuencia se financiaron tres auditorías energéticas por país en China, Filipinas y Argentina. Las tres de nuestro país ya se terminaron y se hicieron en los hospitales José Giordano de San Juan, Garrahan en Buenos Aires y el CEMA de Rosario” explicó la Lic. Rizzo.

“Los resultados se están presentando en esta provincia en reuniones cerradas y confidenciales porque no son públicos. Algunos pueden trascender pero en general es información privada”, explicó la profesional..

“A San Juan llegaron representantes de los hospitales auditados y de la Dirección de Arquitectura local para escuchar los hallazgos de este equipo de auditorías. Son personas que saben mucho sobre refrigeración en hospitales. Es el puntapié inicial para que en Argentina comencemos a trabajar muy intensamente en Eficiencia Energética del sector salud”, sostuvo Rizzo. “Eso va a permitir ahorrar recursos, porque al ser más efectivo y más eficiente, no solamente cuida el ambiente sino también cuida el bolsillo, que no es menor”, añadió la coordinadora para América Latina del proyecto Salud sin Daño.

Sobre las auditorias en el hospital Giordano, la referente internacional explicó solo algunos detalles que pueden trascender. “Se debe decir que esta todo por hacer. Ahora lo importante es comenzar de una vez, fijar un norte, un objetivo y caminar todo para ese lado. Lo bueno que vemos en San Juan es un compromiso político de la ministra, de los secretarios ministeriales, del jefe de zona, de la directora del hospital, todos se sienten involucrados con el proyecto”, afirmó. “Eso es bueno porque es una oportunidad de usar los informes de las auditorias y, a partir de ahora, hacer las cosas de otra manera, y optimizar los recursos públicos y de ambiente, también”, explicó.

En cuanto al resultado de las auditorias se puede contar que no hay en Argentina una norma que regule la eficiencia energética y, como no existe legislación alguna, se repiten errores. Faltan expertos en esta temática para el tema salud. Entonces se hacen edificios pocos eficientes que no cumplen con las normas IRAM en el ítem “Transmitancia Térmica” (valor que permite conocer el nivel de aislación térmica en relación al porcentaje de energía que atraviesa los edificios).

En este tema, Antonella Rizzo fue determinante y muy explicativa. “Tenemos que aprender que hay cosas que se hacen distintas a como se hacían y, a veces, con la misma plata o menos. Los materiales, muchas veces son los mismos pero ubicados de otra manera, generan mayor efectividad. Por ejemplo la orientación de la obra, el uso del vidrio, que en San Juan no es muy recomendable por la fuente de calor que implica para el ambiente”, expresó.

En cuanto a la situación de otros instituciones sanitarias, a excepción de las auditadas, la profesional explicó que “si bien no hemos hecho auditorias en otros establecimientos de salud, creemos que probablemente pase lo mismo o situaciones similares que en los tres hospitales visitados Porque no tenemos aún definido un sistema de gestión energía en salud, no tenemos expertos en eficiencia energética ni gestión ambiental en salud”, cerró.

Modificado por última vez en Miércoles, 28 Agosto 2019 14:52
ASJ
Logo EPSE
Logo OSSE