Lunes, 11 Junio 2018

La diseñadora que imprime un sello sanjuanino a sus producciones

Paola Fuentes fue una de las beneficiadas en la primera edición del Programa Emprendedor Cultural. Con esta ayuda económica, la sanjuanina apostará a una campaña para posicionar su marca.

A la hora de diseñar, “hacer un producto que tenga algo para contar sobre San Juan”, es lo que prioriza Paola Fuentes. Ella es la creadora de “De la Fuente”, una marca netamente sanjuanina que trabaja con textil, cuero y tejido. La joven que tiene su taller-showroom en Rivadavia se dedica al desarrollo y producción de ponchos y chaquetas con diferentes técnicas de tejido en lana e hilos, estampación serigráfica y por sublimación; fusión con materiales textiles y cuero.

Con sus ideas, su labor y proyecciones, la especialista en indumentaria no pierde de vista el sello local en sus producciones. Eso se refleja en que utiliza, dentro de las posibilidades, materia prima sanjuanina. En el caso de los tejidos, la lana es natural, está hilada y teñida a mano por hilanderas locales y la mano de obra es a dos agujas.

“Dediqué mucho tiempo y  esfuerzo al diseño y la producción de las prendas, pero después me dí cuenta que faltaba una segunda parte fundamental del trabajo que era la comercialización”, contó. Por eso la joven creadora se presentó para ser parte del Emprendedor Cultural y resultó beneficiada por el programa a cargo del Ministerio de Turismo y Cultura. Con ese dinero, Paola llevará adelante la producción de distintos soportes que contribuyan a la difusión, circulación y comercialización de sus productos.

Entusiasmada, la emprendedora cultural está organizando su tienda on line para activar las ventas por Internet, ya que hasta el momento ofrece las prendas en su showroom. Según cuenta, sus clientas tienen entre 25 y 70 años y son mujeres que buscan diseños originales para romper el molde de lo clásico.

Otro de los objetivos que tiene su trabajo es la fusión de dos técnicas en una prensa, como por ejemplo, la lana con el cuero.” Mi sueño es salir del país y mostrar estos productos que tienen esta impronta de mi provincia”, confesó la  emprendedora que comenzó este camino no por necesidad sino por sentirse identificada con sus raíces.