Lunes, 18 Diciembre 2017

Jornada de abordaje Clínico Epidemiológico de casos de Dengue, Zika y Chikungunya

La actividad contó con la presencia de más de cuarenta profesionales de la salud de la Provincia, entre médicos generalistas, pediatras, infectólogos, bioquímicos y referentes de los diferentes centros de salud.

La capacitación estuvo organizada por el Programa Provincial de Control de Vectores de la Provincia de San Juan dependiente de la División Epidemiología.

En la oportunidad, la temática abordada fue la Clínica, Diagnóstico y Tratamiento del Dengue, Zika y Chicungunya y la importancia de su notificación.

En esta ocasión, disertó la Dra. Alicia Mañana de la División Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación. Mañana es médica titular de guardia especialista en Clínica Pediátrica del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, Especialista en Epidemiología de Campo y Mg. en Administración de Sistemas y Servicios de Salud.

Expusieron también la Bióloga del Programa Provincial de Control de Vectores de la Provincia de San Juan, Lic. Florencia Cano,  el Bioquímico referente de Enfermedades Transmitidas por Mosquito en la Provincia, Lic. Leopoldo Fierro y el encargado de la Notificación Epidemiológica, Lic. Darío Rodríguez.

En San Juan existe la presencia del vector de estas enfermedades, el mosquito aedes aegyptis, desde el año 2015, específicamente en el Departamento Valle Fértil. Desde el año 2017 se documentó la presencia del vector en el Gran San Juan. Este escenario motiva a fortalecer las acciones de control vectorial en los Departamentos, teniendo en cuenta que por el momento no hay circulación viral.

Las acciones de prevención involucran la capacitación del personal de salud, para detectar algún posible caso de esta virosis, y también realizar control vectorial. El mosquito transmisor de estas enfermedades es domiciliario, por  lo tanto, las acciones preventivas deben realizarse dentro de las casas, cuidando de no poseer recipientes con agua, lavar los bebederos, recambiar el agua de los animales todos los días y revisar floreros, entre otras, para evitar los criaderos de mosquitos.