Viernes, 11 Agosto 2017

Dr. Marantz: “Lo importante es perder el miedo, abrir la cabeza y tratar de ver el corazón”

El Profesor Dr. Pablo Marantz es Jefe de Cardiología Pediátrica del Hospital Italiano y se encuentra en nuestra Provincia para brindar el “Curso de Enseñanza en la Sospecha y Detección de Cardiopatías Congénitas”

La capacitación se realizará el 11 y 12 de agosto en el SUM del Hospital Dr. Guillermo Rawson y está dirigida a médicos ecografistas de San Juan. También disertarán la Dra. Mercedes Tejeiro y la Dra. Sofía Grimenco.

El Dr. Marantz explicó que el curso “es para médicos que hacen ecografía obstétrica y que tienen la primera posibilidad de descubrir o sospechar que algo anda mal en el bebé”.

 Y continuó: “Hay algunas indicaciones para hacer ecocardiografía fetal, como ser, enfermedades maternas que están relacionadas con cardiopatías como la diabetes, hipertensión arterial, madres que están tomando alguna medicación teratogénica, alguna anomalía extracardíaca, pero está demostrado que el 90% de las cardiopatías se producen en embarazos sin ningún tipo de riesgo. Entonces la base está en entrenar al ecografista que tiene en su mano la posibilidad de ver el feto”.

El especialista indicó que las cardiopatías congénitas son las anomalías congénitas más frecuentes, la segunda causa de mortalidad en el país, y que son “malformaciones que se producen al azar pero que con el avance de la tecnología y de la biología molecular vamos a conocer la causa”.

Marantz señaló que “la detección es muy baja porque los ecografistas no están entrenados para ver el corazón. Están entrenados para ver los otros órganos que no se mueven, que están estáticos. El corazón se mueve, late, cambia de lugar, es difícil verlo. La clave está en entrenarlos, en capacitarlos. Uno de nuestros objetivos es formar a los profesionales para que pierdan el miedo, para que sepan qué es lo que hay que buscar en el corazón. Nosotros trabajamos con mujeres embarazadas que gentilmente colaboran y dejan que enseñemos con los ecógrafos que tienen aquí, que son muy buenos, lo único importante es perder el miedo, abrir la cabeza y tratar de ver el corazón.”

Además el profesional destacó que “en la Provincia de San Juan hubo una preocupación y me parece que hay que resaltarlo. La Dra. Nora Moficone se ha ocupado y preocupado, entiende el problema, porque cuando se hace la detección de la cardiopatía, para ese bebé es vida o muerte, así como les digo, porque si nace con la cardiopatía en un centro que no le van a poder brindar ninguna alternativa terapéutica, se puede morir”.

“Quiero felicitar a la Dra. Moficone, a todos los que trabajaron con ella y al Ministerio de Salud Pública de San Juan por permitirnos tratar de lograr uno de nuestros objetivos, es para resaltar”, finalizó Marantz.

Por su parte, la referente del Programa Reanimación Cardio Pulmonar de la Dirección de Materno Infancia Dra. Nora Moficone afirmó que “si las malformaciones son la segunda causa de muerte en los niños, a su vez, dentro de las malformaciones todo lo que es cardiopatía congénita es casi la mitad de ese porcentaje, o sea, la mitad de las malformaciones son cardiológicas. Hacer un diagnóstico oportuno significa dar una posibilidad, hacer un traslado del niño intraútero para que nazca en el mejor lugar y que se le pueda ofrecer el mejor tratamiento y con eso mejorar la expectativa de vida. Eso es lo que queremos”.