Miércoles, 09 Agosto 2017

La opinión de los pacientes ayudó a mejorar la calidad de atención en el René Favaloro

Con un sistema de encuestas de satisfacción, el equipo de Gestión de Calidad logró mejorar la experiencia de atención médica desde afuera hacia adentro.

Con un trabajo que lleva varios años, el Centro Adiestramiento Dr. René Favaloro, ha logrado imponer una mejora continua en sus  servicios gracias al aporte de un equipo que realiza encuestas de calidad. Los licenciados en Psicología Carina Calvi y Adrián Díaz, vienen desarrollando actividades que tiendan a abastecer de información a la dirección del CARF para tomar las decisiones más precisas.

“El trabajo que hacemos ha dado sus frutos con el tiempo, los resultados le sirven a las autoridades, al equipo de salud y a las personas que vienen en busca de atención médica”, subraya la Lic. Calvi. “La gestión de calidad pone el acento en el paciente, para lograr satisfacer sus expectativas, estamos conectado al paciente constantemente, ya que es quien también evalúa otros ítems como la limpieza, la información en cartelería, como lo atendió el médico, y otros temas más”.

Saber qué necesitan las personas que recurren al René Favaloro, qué opinan y cómo ven desde afuera la gestión, le permitió a la directora, Dra. Ivana Garzón, modificar planificaciones y estrategias para mejorar constantemente. Esto permitió bajar el tiempo de espera, mejorar las comodidades y apuntar a optimizar los recursos que tiene.

El Lic. Adrián Díaz pone el acento en las vías de contacto que han logrado aceitar en el tiempo y que son los canales por donde los usuarios de los distintos servicios, manifiestan sus experiencias. “Toda la información que logramos recabar se pone a disposición de las autoridades del CARF, del equipo de profesionales de la salud y del público en general a través de una página web, Facebook y línea telefónica”.

Las encuestas que dan soluciones

El camino que se eligió para conocer esas experiencias de los pacientes fue a través de encuestas, que son modificadas para conocer detalles cada vez más precisos de lo que el usuario interno y externo del CARF pretende sean satisfechos.

El análisis de esas encuestas permitió conocer desde qué grado de satisfacción había con la empresa que realizaba las tareas de limpieza, hasta qué nivel de agrado dejaba la atención del médico que los recibía. Posterior a esto, por ejemplo, se cambió de empresa de limpieza y se trabaja arduamente para que los pacientes sean atendidos en el tiempo adecuado por los médicos y hasta se tenga en cuenta que la letra sea legible en las recetas o indicaciones (esto último también apareció en las encuestas).

“De un año al otro se realizan tendencias entre varios ítems y se puede comparar si fueron mejorando o todavía falta trabajar aún más para lograr el objetivo”, destaca el Lic. Díaz.

La política de gestión que lleva adelante la Dra. Garzón conjuntamente con todo su equipo, es la de mejora continua, y qué mejor decisión se puede tomar si se tiene en cuenta la opinión de los usuarios, tanto sean internos (personal, médicos, seguridad, limpieza, etc), como externos (pacientes).

Vale destacar, que con el paso del tiempo, las propuestas sugeridas han tenido un alto porcentaje de satisfacción y se trabaja para poder identificar aquellas falencias que aún no han tenido solución efectiva y que perdure en el tiempo.