Viernes, 20 Septiembre 2019

San Juan, en línea con Unicef en el abordaje del embarazo adolescente

El Dr. Zingman, representante de Unicef en Argentina, visitó la provincia para trabajar con los equipos de Materno Infancia sobre embarazo adolescente.

Promover el acceso a toda la información, dentro del marco legal que lo garantiza, sobre salud reproductiva a los adolescentes que llegan al sistema de salud, es una de las premisas de Unicef. En Argentina, el nuevo Código Civil establece que las adolescentes mayores de 13 años pueden hacer una consulta médica y se le debe garantizar la total confidencialidad.

“Hay muchos casos donde el embarazo adolescente proviene del ámbito intrafamiliar y por eso a la consulta médica, el adulto “responsable” termina contestando las preguntas y escondiendo el caso de abuso. Hoy el Código Civil garantiza que esa adolescente pueda hablar con el profesional sin la intervención de un adulto y de esta forma recibir atención integral para legitimar su estado de derecho”, manifestó el Dr. Fernando Zingman, Especialista en Unicef en Argentina, quien llegó a San Juan a disertar en la Iº Jornada de Materno Infancia.

Un consultorio en Pocito pensado para adolescentes

Desde el ministerio de Salud Pública, se organizó esta actividad para poder visibilizar la situación de los profesionales que trabajan en el amplio espectro de Materno Infancia. Sólo dentro de la Dirección que se desempeña en el nivel central hay 31 programas y planes provinciales trabajando interdisciplinariamente con la madre y el niño.

El Dr. Zingman resaltó que “Unicef está trabajando desde una perspectiva de derecho y trabajamos fuertemente en los casos de abuso sexual. Para esto es necesario crear y organizar rutas de respuestas comunitarias ante estos casos. Hay estadísticas que asocian casos de intentos de suicidio con el abuso sexual por eso presentamos en Nación el plan para el Abordaje de abuso sexual y embarazos forzados en la niñez y en la adolescencia”.

En San Juan, además de trabajar con la problemática en la prevención, desde espacios de contención y búsqueda activa, se garantiza el diálogo directo de la niña con la o el profesional, pero además se promueve el acompañamiento familiar, instancia clave para abordar cada caso. No es sólo trabajar con cada especialidad médica que participa de un embarazo, sino más bien, estar presentes en la etapa posterior al nacimiento del bebé, acompañando a la adolescente en los meses posteriores. Estas rutas de respuestas comunitarias ya son una realidad en la provincia, ya que se vienen trabajando y pronto estará finalizado su protocolo de actuación.

Unicef destacó el trabajo del Espacio Amigo de la Adolescencia

Para el profesional disertante, en las adolescentes hay “poco conocimiento del cuerpo, situaciones de rechazo, negación, ocultamiento, chicas que viven en zonas alejadas geográficamente son las que engrosan las estadísticas”. Ante esto, y en palabras de Zingman “el sistema de salud tiene falencias como atenciones no protocolizadas, el interrogatorio es respondido por acompañantes y no por la adolescente, estos casos son tratados como un embarazo ordinario, se naturaliza que la adolescente viene acompañada de un adulto de 30 o 40 que ella considera su pareja, los adultos son parte de esa red de asimetría del poder, hay un abuso sexual y muchas veces no se denuncia”.

El marco que ofrece el Código Civil permite que la adolescente mayor de 13 años tenga pleno ejercicio de su derecho de conocer su estado de salud y decidir si quiere hacer la consulta con un mayor a su lado o no. Sin embargo, es responsabilidad del profesional hacer todas las preguntas pertinentes, ofrecer el abordaje integral que el embarazo precisa y comunicar a las autoridades si se está frente a un caso de abuso sexual. Es por ello que se debe garantizar la confidencialidad entre paciente y profesional y consultar a la adolescente si quiere una charla más privada o en el interrogatorio esté presente el adulto acompañante.

Un gran trabajo es el que se realiza en los Espacios Amigos de la Adolescencia, que ya están funcionando en el hospital Federico Cantoni de Pocito y en consultorios de varios centros de salud. Son espacios donde los y las adolescentes llegan con sus problemáticas personales y se los acompaña y ayuda en sus resoluciones.

Aquí se busca reconocer estas problemáticas para luego generar un intercambio de experiencias entre los equipos de salud y que esto conlleve a plantear nuevas estrategias de abordaje e intervención en el contacto con adolescentes.

El Espacio Amigo de la Adolescencia de Pocito vincula los aspectos: social, médico clínico y alimentario y capacita sobre salud sexual, relacionando el proceso evolutivo de las diferentes etapas etarias de acuerdo al ámbito en el que conviven y se desarrollan. Está funcionando tres días por semana por la alta demanda por parte de los adolescentes.

Modificado por última vez en Viernes, 20 Septiembre 2019 12:29
ASJ
Logo EPSE
Logo OSSE