Lunes, 14 Diciembre 2015

Celebración de Jánuca en San Juan

El ministro de Gobierno de la provincia, doctor Emilio Baistrocchi, junto al presidente de la Sociedad Israelita de Beneficencia de San Juan y de la Filial DAIA, Leonardo Mario Siere, participó de la Festividad de Jánuca, “Fiesta de las luminarias”, encendiendo las velas del candelabro correspondiente.

El Dr. Emilio Baistrocchi encendió velas de Jánuca. El Dr. Emilio Baistrocchi encendió velas de Jánuca.

También participaron del evento el intendente de la Ciudad de San Juan, Franco Aranda; la secretaria de Relaciones Institucionales, Elena Peletier; los representantes de la Dirección de Cultos y ONGs, el director Gabriel Álvarez y la subdirectora Carla Muñoz; integrantes de la Sociedad Israelita de Beneficencia de San Juan, entre otros.

Es oportuno destacar que la obra inaugurada es creación del artista Hugo Vinzio. Este año, la  Sociedad Israelita brindó un especial reconocimiento a las Instituciones Benéficas destacadas por su compromiso social, que con sus acciones, iluminan el camino de muchos otros, generando así un efecto multiplicador que ilumina cada día más a la sociedad sanjuanina.

Durante su discurso el ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, en primer lugar trasmitió a los presentes los saludos del gobernador Sergio Uñac, mientras que luego expresó: “Es un honor participar de la Festividad de Jánuca junto a ustedes, dado que es una conmemoración cara a los sentimientos del pueblo judío y de la sociedad a la que ustedes representan”.

Más tarde el ministro Emilio Baistrocchi agregó que “para la construcción de una sociedad más justa y que nos integre a todos, debemos trabajar en conjunto gobierno nacional, provincial y municipal. La sociedad ha marcado que busca un país con gente que apuesta al consenso, al diálogo, a la participación de todos los sectores”.

La tradición indica que en cada una de las ocho noches que dura la “Festividad de Jánuca”, se prenden velas, recordando la epopeya de los Macabeos al recuperar el templo de Jerusalem (siglo II antes de la era común), el que se encontraba bajo dominio griego; y el milagro del aceite del candelabro del templo, que al reinaugurar los oficios religiosos judíos, duró encendido ocho días en vez de uno.

Modificado por última vez en Lunes, 11 Enero 2016 12:59
ASJ
Logo EPSE
Logo OSSE