Martes, 17 Septiembre 2019

Más controles: en dos años, un 13% más de actas de infracción por alcoholemia

El Gobierno de San Juan aumentó los controles de alcoholemia y dio a conocer las cifras de las actas realizadas por esta infracción. 

El Ministerio de Gobierno, a través de la Policía de San Juan, División Tránsito, dio a conocer datos estadísticos del aumento en la cantidad de infracciones de tránsito por conducir con graduación alcohólica que excede la media permitida. 

La División Tránsito de la Policía de San Juan tiene entre sus objetivos evitar fundamentalmente los accidentes que se producen diariamente en rutas y ciudades de esta provincia. 

En la gestión de gobierno de Emilio Baistrocchi se sumaron 10 nuevos alcoholímetros para dar con un total de 25 dispositivos disponibles para detectar alcohol. 

La Provincia de San Juan, por Ley 6.684 (Ley Nº528-R) y decretos reglamentarios, adhiere íntegramente a lo establecido en la Ley Nacional de Tránsito Nº24449.

Según reveló el Ministerio de Gobierno, en 2017 se labraron 34.055 actas por infracciones de tránsito, de las cuales 2.156 fueron por superar el máximo permitido de alcohol. 

En 2018, se labraron 33.991 actas por infracciones de tránsito, de las cuales 2.540 fueron por superar el máximo permitido de alcohol en sangre. 

A julio del corriente año, 2019, registraron 15.785 infracciones de tránsito y 1.412 fueron por alcohol. 

Según datos proporcionados por las estadísticas, la conducción en estado de ebriedad (más de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre) es la principal causa de accidentes mortales, con alto índice de víctimas (muertos y heridos) en rutas y ciudades de San Juan.

Qué efectos genera el alcohol al conducir

El alcohol genera alteraciones en el sistema nervioso central que perturban la conducción de un vehículo con precisión y seguridad. 

  • Incrementa el riesgo de sufrir un incidente vial y la probabilidad de que este tenga un desenlace mortal o cause traumatismos graves.
  • Produce importantes efectos sobre la visión: la acomodación y la capacidad para seguir objetos con la vista se deterioran, incluso con niveles bajos de alcohol en sangre.
  • Genera efectos sobre la coordinación y la atención, y aumenta el tiempo que una persona tarda en decidir qué debe hacer o cuándo actuar.
  • Provoca falso estado de euforia, seguridad y confianza en sí mismo: aparece un desprecio por el peligro y una tendencia a transgredir las normas.
  • La alcoholemia, que es la cantidad de alcohol por litro de sangre en un individuo, está directamente relacionada con la cantidad y tipo de bebida que se tome. Si bien el límite es de 0,5 g/l, se debe tener en cuenta que concentraciones menores también aumentan el riesgo de posibles incidentes viales.
Modificado por última vez en Lunes, 16 Septiembre 2019 16:03
ASJ
Logo EPSE
Logo OSSE