Viernes, 09 Agosto 2019

Flagrancia, el procedimiento judicial que se transformó en modelo para el país

El sistema implementado en San Juan gracias a la articulación de los tres poderes del Estado, demostró suma efectividad en la prevención y abordaje de hechos delictivos y posicionó a la provincia como referente nacional en el tema.

  • Escrito por Prensa

La tarea conjunta de los tres poderes del Estado provincial iniciada hace dos años permitió poner en funcionamiento el Procedimiento Especial de Flagrancia. Este sistema judicial, destinado a brindar celeridad a la resolución de hechos de inseguridad, exhibe a la fecha cifras que avalan ampliamente su adopción.

Los principales actores de la iniciativa coinciden en señalar que el trabajo conjunto entre los tres poderes fue determinante para alcanzar el éxito logrado por Flagrancia. El Ejecutivo aportó la voluntad política y el apoyo económico y de las fuerzas de seguridad, el Legislativo trabajó fehacientemente en la sanción de la normativa y sus modificaciones, el Judicial predispuso de una estructura material y personal acorde al impacto que tenía los delitos de Flagrancia. Fue el trabajo armónico entre los organismos del Estado lo que posibilitó que hoy San Juan cuente con un sistema judicial que responde a las expectativas de los sanjuaninos y que es modelo a nivel nacional.

El máximo representante del Poder Ejecutivo, el gobernador Sergio Uñac, señaló que “Flagrancia es un éxito porque los tres poderes del Estado actuaron con una idéntica finalidad, con la convicción clara de trabajar por la seguridad de cada uno de los más de 700 mil sanjuaninos. Trabajamos en políticas públicas claras y eficaces para cambiar la realidad en San Juan”.

En ese sentido, el gobernador añadió que “Flagrancia es una política de Estado, y en esta gestión tomamos la decisión política de avanzar en el tema. Hoy, a dos años de su puesta en funcionamiento, este sistema es modelo en el país”, aseguró Uñac, al tiempo que destacó “el excelente trabajo de los tres Poderes del Estado que han trabajo en forma mancomunada. El Ejecutivo a través del Ministerio de Gobierno; el Judicial, con la Corte de Justicia toda y el Ministerio Público Fiscal; y el Poder Legislativo en la normativa y sus adecuaciones necesarias para su funcionamiento”.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, puso de relieve las obras de infraestructura realizadas, y el aporte de la tecnología y los recursos humanos para fortalecer la seguridad: “La Provincia invirtió mucho para poner en funcionamiento este sistema, tanto en lo edilicio como en recursos humanos y equipamiento. Las cámaras del CISEM han ayudado mucho. Han sido un gran apoyo para prevenir delitos y para lograr la detención de los delincuentes en el momento preciso del hecho”.

Desde el Poder Legislativo, el vicegobernador Marcelo Lima resaltó que la Cámara de Diputados asumió el desafío de estudiar esta propuesta del Poder Ejecutivo y lo hizo para dar lugar, por medio del estudio, el debate y el consenso, a una legislación moderna que ha sido la base de este sistema y que ha permitido las adecuaciones que ha ido demandando su implementación progresiva.

Por su parte, el diputado Pablo García Nieto, hizo hincapié en el impacto social de la iniciativa: “Que los sanjuaninos hayamos podido cambiar el paradigma y que en San Juan la Justicia funcione, que llega a tiempo y en forma, ya no tan solo es un proceso consolidado que le da confianza al imputado, sino a la sociedad sanjuanina”.

En representación del Poder Judicial, Guillermo De Sanctis, ministro de la Corte de Justicia, señaló que “la relación armónica inter-poderes y el compromiso profesional y humano de empleados, funcionarios, magistrados y máximas autoridades han sido vitales para el éxito del modelo de Flagrancia adoptado por San Juan”.

En consonancia, el fiscal general de la Corte de Justicia, Eduardo Quattropani, consideró que Flagrancia “ha sido un éxito porque excepcionalmente, y quizás por primera vez, los tres poderes del Estado actuaron con una idéntica finalidad” y añadió que “fue de vital importancia la relación directa de la Justicia con el Ministerio de Gobierno y la Jefatura de Policía para que el sistema funcione”.

Un modelo a seguir en Argentina

Hace dos años San Juan consiguió mejorar los servicios de Justicia en el fuero penal, darle celeridad a los procesos y bajar los índices de inseguridad merced a la adopción del Procedimiento Especial de Flagrancia, un sistema innovador y exitoso que se ha constituido en modelo para el país.

El sobresaliente desempeño del sistema de Flagrancia de nuestra provincia se destaca por su celeridad. También han sido determinantes para alcanzar los buenos resultados, la oralidad, la transparencia y el tiempo abreviado de cada proceso.

Los números demuestran la eficiencia del sistema

Desde la aplicación del procedimiento al 6 del corriente mes se han imputado 2.044 personas, de las cuales 496 recibieron una condena efectiva, en tanto 721 obtuvieron condena condicional.

El promedio de duración del procedimiento desde la detención hasta la condena alcanza a 2,52 días, en tanto el tiempo total del proceso por Ley 1851-O llega a los 10 días.

Hacia un nuevo paradigma del sistema penal

Flagrancia marcó un quiebre con respecto al modelo del sistema penal, acudiendo a un sistema acusatorio, adversarial y de oralidad plena, que permite una Justicia más rápida, eficiente y eficaz. En definitiva, más resolutiva.

Para la secretaria de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Fabiola Aubone, “la ley de Flagrancia es el primer paso para llegar a este cambio de paradigma. En principio se trata de delitos con penas no mayores a los veinte años, y juicios que se resuelven en la mayoría de los casos en cuestión de horas. Este sistema es la base del nuevo Código Procesal Penal, lo que hace al éxito del proceso y al cambio de paradigma jurídico”.

La importancia del CISEM 911

El sistema aportó a Flagrancia en dos años, más de 800 eventos por intermedio del sistema de cámaras de monitoreo ubicadas en el Gran San Juan.

En el Sistema de Flagrancia, más del 50 por ciento de los delitos tratados fue aportado por registros del CISEM 911. Según revelaron fuentes oficiales, cerca del 50% de delitos que llegaron al sistema de Flagrancia en 2018 y lo que va del 2019 fueron aportados por el CISEM 911.

Más y mejor infraestructura

El Gobierno de San Juan realizó una importante inversión para construir edificios adecuados para la implementación de la normativa y refaccionar otras tantas dependencias abocadas a la seguridad.

Entre las obras más destacadas se encuentran nuevos edificios para el Juzgado de Flagrancia, Comando Radioeléctrico, Tránsito, Policía Ecológica, Bomberos, el Servicio Penitenciario Provincial, el Juzgado de Flagrancia y comisarías, además de numerosas obras de refacción y ampliación.

Sobre el funcionamiento de Flagrancia

En pocas palabras, los delincuentes atrapados in flagrante son enjuiciados de manera exprés, por lo que se evita que se acumulen causas sin resolución. De esa manera, al tener sentencia, si vuelven a cometer hechos ilícitos van a la cárcel y se elimina la llamada "puerta giratoria".

El espíritu de la normativa apunta a que todas las audiencias que se lleven adelante en procesos declarados flagrantes sean multipropósito. Esto quiere decir que no solamente se resuelva sobre la medida coercitiva que pueda pesar sobre el acusado sino que también se analice la posible aplicación de institutos, como ser la suspensión del proceso a prueba o un acuerdo de juicio abreviado para cerrar el caso o bien tomar la decisión de llevarlo a juicio en un término que no puede superar los 40 días.

Cabe destacar que este sistema procesal tiene como fin la gestión de la conflictividad, alejándose de la cultura del expediente y de la burocracia, para poder resolver de manera mucho más rápida y efectiva los conflictos penales. De esta manera, no sólo se da pronta respuesta al acusado y, consecuentemente, a la víctima sino que además favorece a la descompresión del sistema judicial.

Modificado por última vez en Viernes, 09 Agosto 2019 14:08
ASJ
Logo EPSE
Logo OSSE