Lunes, 10 Junio 2019

En lo que va de 2019, más de 800 emprendedores ya fueron capacitados por Desarrollo Humano

Durante el cierre del ciclo de capacitaciones, se entregaron certificados en buenas prácticas de manufactura a emprendedores de la economía social.

La Dirección de Desarrollo Local y Economía Social, dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social, en un trabajo conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), organizó jornadas de capacitación en Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) nivel avanzado, haciendo entrega de certificados a emprendedores que concluyeron con el ciclo de formación y su posterior evaluación.

El acto de entrega se llevó a cabo en la mañana de este lunes, donde autoridades de la cartera social entregaron la certificación correspondiente a 40 emprendedores que recibieron conceptos esenciales para la elaboración de conservas y el uso de aditivos en la panificación.

Del mismo, participaron el ministro de Desarrollo Humano y Promoción Social, Armando Sánchez y el director de Desarrollo Local y Economía Social, Mauro Quiroga.

La preparación y manipulación de los comestibles son factores fundamentales en el desarrollo de las enfermedades transmitidas por los alimentos (ETA), que son un importante problema de salud a nivel mundial.

Al respeto, Sánchez destacó que "este tipo de enfermedades se pueden prevenir si todos los que intervienen en la cadena de alimentos actúan de manera responsable en cada una de las instancias involucradas en el proceso de producción y transformación que le corresponde".

Por lo tanto, "es de suma importancia la capacitación, con la finalidad de garantizar el aprendizaje de las prácticas de higiene por parte de cada uno de los actores que intervienen en la manipulación y elaboración de alimentos"; señaló el funcionario.

"Es así que surge la necesidad de capacitar a emprendedores y artesanos que presentan sus productos en las distintas ferias que organiza este ministerio", añadió el ministro.

Por su parte, Mauro Quiroga detalló: “Ya estamos superando los 800 emprendedores que vienen capacitándose en diferentes programas con respecto a lo que es packaging, marketing, costos, y en este caso lo que es buenas prácticas".

"Entendemos que la economía social en su proceso tiene sus puntos débiles, como son la capacitación y la comercialización. El compromiso está en fortalecer esos espacios, como son las ferias y distintos canales que estamos buscando constantemente para que esos productos puedan ser promocionados y vendidos", agregó en el mismo sentido que Sánchez.

Los emprendedores dicen

Isabel González manifestó que "este tipo de capacitaciones me ha servido mucho, aprendimos cuestiones que no teníamos en cuenta como son detalles referidas a la higiene, y a la contaminación cruzada. Ahora somos mucho más conscientes a la hora de vender nuestros productos en las ferias”.

Por su parte, Eda Borcosque, dijo: “Empecé a asistir a estos cursos y me pareció espectacular porque me abrió a un mundo, que si bien no era desconocido me permitió perfeccionar absolutamente todo, porque uno está vendiendo un alimento. Entonces ese alimento tiene que estar, no solo inocuo, sino además estar atento a todo lo que implica vender en el espacio de la feria, la presentación del producto, el sabor, entre otros detalles. Doy fe de que todos aplicamos lo que aprendemos de cada clase. Estoy agradecida de participar, agradecida de lo que he aprendido, gracias al Estado”.

Algunas recomendaciones sobre la manipulación de los alimentos

  • Lávese las manos antes de preparar alimentos y varias veces durante su preparación. Hágalo también luego de cada vez que vaya al baño.
  • Lave y desinfecte todas las superficies, utensilios y equipos usados en la preparación de alimentos.
  • Proteja los alimentos y las áreas de la cocina de insectos, mascotas y de otros animales. ¿Por qué? Si bien la mayoría de las bacterias no causan enfermedades, algunas de ellas son peligrosas y están ampliamente distribuidas en el suelo, en el agua, en los animales y en las personas. Al ser transportadas por las manos, la ropa y los utensilios, pueden entrar en contacto con los alimentos y transferirse a éstos, provocando enfermedades.
  • No descongele a temperatura ambiente, ni con mucha anticipación, los alimentos que vaya a cocinar (carnes, pollos). Traslade el alimento congelado desde el freezer a la heladera.
  • No vuelva a congelar un alimento que ya fue descongelado, a menos que lo cocine antes de colocarlo nuevamente en el freezer.
  • Mantenga los alimentos refrigerados hasta el momento de servirlos, ya sea las ensaladas que se consumen directamente (en especial si tienen mayonesa) como aquellas comidas elaboradas que deben recalentarse hasta alcanzar la temperatura de cocción.
  • Mantenga refrigerados especialmente aquellos alimentos en base a cremas o mayonesas. Prefiera la mayonesa comercial a la casera.
  • Evite las contaminaciones cruzadas. En la heladera, mantenga con tapa los alimentos que se consumen fríos (como las ensaladas) y separados de los demás. Lo mismo corre para los ya cocidos y los crudos.
  • Durante los días de alta temperatura, los alimentos no deben permanecer fuera de la heladera por más de una hora antes de ser consumidos, recalentados, refrigerados o colocados en el freezer.
  • Si consume mariscos, asegúrese de que no sea tiempo de veda por la Marea Roja.
  • Evite cortar la cadena de frío, pues en verano los alimentos son más susceptibles, sobre todo si los transportará fuera de su casa (picnic, playa, etc.).
  • Utilice agua segura, no solo para lavar sus manos y los utensilios que emplee sino también para preparar hielos, jugos o mamaderas.
  • Conserve los huevos en la heladera y en su envase de expendio, separados de otros alimentos listos para ser ingeridos. Prefiera el consumo de huevos totalmente cocidos (duros). 
  • Consuma los huevos frescos dentro de los treinta días posteriores a su compra y los cocidos.
  • Al abrir una lata de conservas, transfiera todo su contenido a un envase de vidrio o plástico. Nunca conserve el excedente en el envase original.
  • No utilice envases de uso alimentario (especialmente los retornables), para contener otras sustancias como detergentes, solventes, insecticidas, etc. Tampoco use los recipientes de otros productos para guardar alimentos.
  • Constate la integridad de los envases que se adquieran. No compre aquellos que se encuentren en malas condiciones (latas o tretrapacks abollados, hinchados u oxidados, o bolsas plásticas perforadas).
  • Antes de comprar un alimento, controle que su envase posea fecha de vencimiento y número de registro. Si no los tiene, denuncie la situación ante la autoridad competente.
  • No guarde alimentos junto a productos de limpieza.

Ante cualquier duda, comuníquese con el Departamento de Vigilancia Alimentaria del INALANMAT, al teléfono 0800-222-6110.

Modificado por última vez en Lunes, 10 Junio 2019 23:00
ASJ
Logo EPSE
Logo OSSE