Martes, 22 Enero 2019

Seguridad nutricional, eje para el desarrollo de los asistentes a las colonias

El programa tiene como objetivo principal mejorar los hábitos alimenticios de niños, niñas, personas con discapacidad y adultos mayores, en el marco del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria.

Se desarrollaron en toda la provincia, las Colonias de Verano 2019, una propuesta del Estado provincial que incluye actividades culturales, deportivas, artísticas y recreativas que favorecen la inclusión educativa y alimentaria de niños, niñas, adultos mayores y personas con discapacidad. Reforzando los vínculos afectivos, su autoestima y promoviendo una mejor calidad de vida.

El programa tiene como objetivo principal mejorar los hábitos alimenticios, fortalecer vínculos afectivos en el marco de la integración social y propiciar un espacio de convivencia digna.
En este marco, la Dirección de Políticas Alimentarias del Ministerio de Desarrollo Humano planifica un menú elaborado con las normas que pauta el Plan Nacional de Seguridad Alimentaria (PNSA), creado en 2003 en el marco de la Ley Nº 25.724 / 2002, teniendo como objeto el posibilitar el acceso de la población en situación de vulnerabilidad social, a una alimentación complementaria, suficiente y acorde a las particularidades y costumbres de cada región del país.
Desde este punto, la cartera social procura fortalecer la nutrición en las Colonias de Verano, para garantizar una alimentación a la franja más vulnerable de niños, niñas, adultos mayores y personas con discapacidad; en relación a su propósito que es la continuidad de la seguridad alimentaria en época de vacaciones, destinada a 15.500 niños de 6 a 12 años, 1200 adultos mayores y 800 personas con discapacidad.
La Dirección de Políticas Alimentarias, trabaja con un equipo de nutricionistas, responsable de confeccionar el menú semanal basado según distintos requerimientos nutricionales y pensado de acuerdo a las actividades que realizan los distintos grupos.
Se contempla, además, las enfermedades crónicas no trasmisibles como diabetes y celiaquía, de manera que los alimentos sean aptos para su consumo. El menú para diabéticos se adapta también, a los niños con sobrepeso y obesidad. La sal se emplea según las leyes vigentes sobre el consumo de la misma.
El equipo de profesionales, verifica que se cumpla diariamente con el menú estipulado, como también que los alimentos sean inocuos, que no pierdan cadena de frio y que tengan una cocción adecuada.
Según señaló Mariela Manrique (MP 113), nutricionista del programa de colonias, "el control es extensivo a las empresas que prestan servicios alimentarios, de desayuno y almuerzo".
Los cocineros y ayudantes de cocina, deben contar con el certificado médico, estar habilitados por salud pública y tener la certificación sobre manipulación de alimentos. También, los medios de transporte deben ser aptos para que los productos no pierdan la cadena de frio, detalló.
De esta manera, las cocinas de los más de 85 centros recreativos acondicionados especialmente para el desarrollo de las actividades de verano, distribuidos en los 19 departamentos de San Juan, son auditadas todos los días.
"La elaboración del menú se va modificando y adaptando a cada colonia, esto depende de las necesidades de cada población, si se trata de una zona urbana o rural, por cuanto existen diferencias acerca de la conservación de los alimentos, como a la disponibilidad de los mismos”, añadió Manrique.

Modificado por última vez en Martes, 22 Enero 2019 15:04
ASJ
Logo EPSE
Logo OSSE