Miércoles, 12 Septiembre 2018

El ciclo natural del Centro Ambiental Anchipurac, representado en cinco plazas

En el Parque Escultórico Anchipurac están la plaza de la tierra, del aire, del sol, del agua y de la biodiversidad. Conocé de qué se trata.

Quien haya asistido a una clase de Ciencias Naturales en la escuela, sabrá del ciclo del agua y de cómo se gestan sus diferentes estados: sólido, líquido y gaseoso. Como saben, el agua en su estado líquido está presente en ríos, lagos y océanos; pero también alimenta a las tierras con sus diferentes propiedades. Gracias a la participación del sol y mediante la radiación solar, evapora el agua y se aloja en la atmósfera formando las nubes. El aire humedecido se enfría y cae con su propio peso nuevamente a la tierra. Y así se repite este proceso natural.

Este ciclo cuenta con la participación de elementos claves de los cuales vamos a hacer un breve relato. Desde tiempos de antaño distintas sociedades y pensadores relataron sobre el origen de las cosas y cuál fue su origen. Los elementos que componían el origen de todo son cuatro: la tierra, el aire, el fuego y el agua. Existe un quinto elemento que muchos pueblos lo llamaban el éter.

El agua termina siendo un elemento vinculante entre el fuego, el aire y la tierra. El fuego se puede representar bajo la figura del sol. En el primer párrafo se explicó brevemente el ciclo del agua, esto tiene una razón de ser. Los cuatro elementos de la naturaleza están presentes en el proceso de solidificación, condensación y precipitación del agua.

Pero también existe otro lugar donde podemos representar este ciclo o a los cuatro elementos de la naturaleza: el Parque Escultórico Anchipurac. Este se divide en cinco sectores, los cuales se identifican de la siguiente manera: la plaza de la tierra, del aire, del sol, del agua y de la biodiversidad (el quinto elemento, al cual pueblos antiguos le llamaban el éter).

En el Parque Escultórico Anchipurac, ni bien nos acercamos, nos da la bienvenida la plaza de la tierra, que representa el lugar donde nosotros estamos parados, nuestro sostén en el mundo, dónde nosotros cultivamos y de donde comemos.

Recorriendo hacia el oeste nos recibe la plaza del aire y del sol. Cruzándose entre sí, ya que son la pieza intermedia para la combinación con la siguiente plaza cuya temática es el agua. El aire más allá de imaginarlo como nuestro proveedor de oxígeno, también hace referencia al frío (el que haya subido una montaña o un cerro, podrá notar la diferencia de temperaturas). Entonces no es sólo una cruza del aire y el sol, sino que también es una dicotomía entre el calor y el frío.

En la plaza del agua, ubicada en el otro extremo del Parque Escultórico Anchipurac precisamente en el punto más alto del terreno, ya que el Centro Ambiental Anchipurac en sí también representa una pendiente, un cerro, una montaña, el agua viene desde lo más alto, combinado con el calor o el frío se puede transformar en nieve, glaciar, un río o un lago que se alojará en la tierra.

Por último, en el medio de las cuatro plazas anteriores, se encuentra la plaza de la biodiversidad. El resultado de la unión del agua, la tierra, el fuego (sol) y el aire resulta en la vida misma. Flora, fauna, actividades del hombre sobre los distintos elementos anteriormente mencionados, todo esto comprende la biodiversidad. Esta plaza no solo está acompañada de esculturas que hacen a la significación del escenario; sino que también está relacionada con la misma pendiente del cerro, el recorrido del sol también tiene su función añadiendo color y sincronización con el movimiento del cosmos. La misma actividad del hombre también tiene su rol en esta plaza, ya que le ha dado un nuevo significado al residuo. Lo que antes se habría utilizado para tirarlo o decorar la tierra, hoy se realizan obras artísticas mediante estos materiales en desuso.

Es así que pueblos como los babilonios, persas, egipcios, griegos, mayas y aztecas son algunos ejemplos de pueblos que utilizaban recursos para mejorar su estilo de vida. De esa forma innovaban de las formas más curiosas.

El Parque Escultórico Anchipurac retoma esas costumbres que dejaron antiguas civilizaciones, resignifica la importancia de la educación ambiental y representa simbólicamente la unión de los elementos de la naturaleza desde el lado artístico y arquitectónico.

Modificado por última vez en Miércoles, 12 Septiembre 2018 12:38
ASJ
Logo EPSE
Logo OSSE