Viernes, 07 Diciembre 2018

Se intensifica el control de 700 contenedores y recolección de pilas

Durante diciembre y enero, la Campaña de Recolección de Pilas y Baterías en desuso inicia una intensiva etapa de recolección y control de los contenedores distribuidos en la provincia.

La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable inició una etapa de arduo trabajo para llegar a todos los rincones de la provincia con su tarea de recolección de pilas en desuso. Este año, además se suma la tarea de control de todos los contenedores distribuidos en la provincia, a fin de examinar el estado de cada recipiente.

En total se encuentran distribuidos 700 contenedores en todo San Juan, ubicados en entidades públicas, supermercados, locales de informática, casas de venta y reparación de celulares, policía, municipalidades, hospitales, centros de salud, Centro Cívico, establecimientos educativos, estaciones de servicio y todo comercio que lo solicite.

Las tareas de recolección intensiva se desarrollarán durante los meses de diciembre y enero, y comenzaron esta semana en el departamento Chimbas, donde ya fueron recolectados 320 kilos de pilas AAA, 12 kilogramos de baterías de celular y lámparas bajo consumo.

Además, la Secretaría de Ambiente entregó contenedores clasificadores de pilas en el Hospital Rawson, Obra Social Provincia, Centro Cívico, Híper Libertad, y Municipalidad de Valle Fértil. 

Riesgos para la salud

Las pilas y baterías vencidas no sólo afectan al ambiente, a la flora y a la fauna, sino también a los seres humanos. Una exposición breve y localizada al mercurio puede provocar irritación en la piel o mucosa, y su incremento puede devenir en irritaciones en las vías respiratorias e incluso neumonía.

No obstante, los problemas más graves surgen con la ingestión de este metal pesado. Así, una intoxicación leve genera diarrea, fatiga, insomnio y/o indigestión, mientras que un envenenamiento mayor pasa por daños al sistema nervioso, problemas gastrointestinales y un colapso estomacal, llegando incluso a la muerte.

Además de estos daños inmediatos, el contacto continuo con el mercurio tiene un lamentable efecto acumulativo sobre el cuerpo, lo que aumenta las posibilidades de generar cáncer.

Por otra parte, el óxido de manganeso de las alcalinas afecta tanto al hígado como al sistema nervioso. El cadmio (presente en las pilas recargables) es cancerígeno y acarrea serias afecciones para las mujeres embarazadas. El zinc, el cobre, el níquel, el plomo, el cromo y el litio son otros compuestos utilizados en la fabricación de pilas y baterías que producen daños importantes a la salud de los seres humanos.

Recomendaciones

Por favor, no lo olvides:

  • Nunca se debe tirar pilas y/o baterías en la vía pública ni en los cestos de residuos comunes.
  • Nunca se las debe arrojar a la cloaca.
  • Nunca deben ser quemadas.
  • Nunca intentes abrirlas o perforarlas.
  • Nunca las dejes al alcance de los niños.

Y sobre todo:

  • Nunca tires pilas y/o baterías en espacios naturales ni cerca de fuentes o cauces de agua pura.
Modificado por última vez en Viernes, 07 Diciembre 2018 13:38
ASJ
Logo EPSE
Logo OSSE