Deportes

Gonzalo Tellechea, el profesor olímpico

El atleta sanjuanino fue entrevistado en el Instagram de la Secretaria de Deportes, donde destacó la importancia de enseñar a nuevas generaciones lo aprendido en este deporte.

El deportista de Alto Rendimiento participó de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016. Es profesor de Educación Física, y su objetivo es orientar el camino de los jóvenes en el triatlón.

“Me gusta este ciclo de entrevistas, poder contar sobre la trayectoria deportiva y todo el esfuerzo que hizo uno para llegar al máximo nivel. Sigo los vivos de otros deportistas y conozco sus historias, me emocionan y me motivan. Soy curioso y observador”, comenzó diciendo.

Gonzalo es sinónimo de deporte y de triatlón a nivel local, nacional e internacional. Nacido el 11 de julio de 1985, el deportista sanjuanino compitió en dos Juegos Olímpicos (Londres 2012 y Río de Janeiro 2016). Además, formó parte de importantes carreras en diferentes partes de la provincia y el mundo.

“Me estaba preparando para correr los juegos de Río de Janeiro 2016, esto fue en el año 2011. Competía en varias pruebas a nivel local, nacional e internacional, y en diferentes copas del mundo. Me acuerdo de que tenía un buen nivel en ciclismo y pedestrismo, pero me faltaba en la natación, entonces empecé a elegir carreras para sumar puntos, y los resultados y recursos económicos me acompañaron para llegar sorpresivamente a los Juegos Olímpicos de Londres 2012”, contó el sanjuanino.

En el año 2012 comenzó a competir en el Campeonato Panamericano en Argentina, logró un quinto puesto y le sumó puntaje para clasificar a Londres. Luego empezó a meterse entre los diez primeros en distintas copas del mundo, incluso logrando un Top 3 en Japón. “Ese fue mi mejor resultado, es el que me permitió darme cuenta que estaba en el nivel óptimo. De ser último en una copa, logré un podio en otra. Además me acuerdo que vivía prácticamente en el Centro Nacional de Alto Rendimiento (CENARD), entrenaba en el primer turno de natación a las 7 de la mañana para tener la mejor participación posible”, agregó el atleta olímpico.

Su experiencia en Londres 2012

El 7 de agosto fue la fecha esperada para Gonzalo, día en el que debutó en los Juegos Olímpicos. El argentino mejoró el tiempo con el que había clasificado y llegó en el 38° lugar.

El sanjuanino completó la exigente prueba entre 1 hora y 51 minutos, a poco más de cuatro 4 minutos del ganador de la competencia, que fue el británico Alistair Brownlee con un tiempo de 1:46:25.

La medalla de plata quedó para el español Javier Gómez Noya, y la de bronce se la llevó Jonathan Brownlee, el hermano del ganador, y también británico.

El triatlón es un deporte individual y de resistencia, y la prueba se dividió en 500 metros de nado en el Lago Serpentine, 43 kilómetros en bicicleta y 10 kilómetros corriendo en el Hyde Park.

A los 27 años, Tellechea cumplió con el objetivo de llegar a la meta frente al Palacio de Buckingham, y señaló: "Uno siempre aspira a terminar mejor, pero me voy muy conforme porque mejoré mi marca".

Tellechea había clasificado en mayo de ese año con un tiempo de 1 hora y 55 minutos. En ese entonces fue el tercer atleta argentino que participó en la competencia olímpica (los anteriores fueron Oscar Galíndez en Sidney 2000 y la bonaerense Nancy Álvarez en Atenas 2004.

“Participar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 fue un sueño hecho realidad, en el hotel bajaba en el ascensor y veía a Las Leonas, Del Potro, Emanuel Ginóbili. Son de carne y hueso, me saludaban con la mejor onda. Y con respecto a la carrera, era el momento de mi vida, hice una muy buena preparación, una lástima que perdí el ritmo en un momento y quedé 38°. Pero más allá del resultado, fue una experiencia increíble estar en la villa olímpica y participar de esa competencia. Fueron a verme amigos, estaba muy feliz”, comentó Tellechea.

Su participación en Río de Janeiro 2016

En Brasil su familia lo estuvo acompañando, pero llegó con una lesión y su rendimiento no fue el óptimo. Además en Inglaterra le sentó mejor el frío, tuvo la preparación en Argentina en invierno y luego pasó al calor de Europa.

El sanjuanino terminó siete lugares por debajo en relación a los anteriores juegos, y lo hizo con un tiempo de 1:43:53. Luciano Taccone, el otro argentino participante, finalizó 36°, promediando una marca de 1:55:30.

La prueba de triatlón se compuso de 1,5 kilómetros de nado en el Fuerte de Copacabana, 38,48 km. de bicicleta y una instancia final de 10 km. de running.

Los hermanos británicos Alistair y Jonathan Brownlee se quedaron con el oro y la plata con tiempos de 1:45:01 y 1:45:07, respectivamente. El primero de ellos revalidó de esta manera el título alcanzado cuatro años antes. El tercer puesto fue para el sudafricano Henri Schoeman con una marca de 1:45:43.

“Estuvo muy buena la experiencia, te alientan a los gritos, tenía a familiares y amigos cerca. En ese momento no pude cumplir lo que esperaba de mí, llegué con una lesión, pero me quedo con la satisfacción de haber estado otra vez en una cita olímpica. Fue un logro tremendo”, agregó.

Su enseñanza hacia los jóvenes triatletas

Gonzalo claramente es referente para los deportistas sanjuaninos que practican este deporte. “Los chicos crecen en este deporte y son muy sacrificados. Los ayudo a mejorar en ciertos aspectos, gracias a la experiencia adquirida en diferentes carreras. Trato de no guardarme nada, le pido que presten atención a ciertas cosas, quiero que evolucionen y se inserten antes en el Alto Rendimiento. Yo empecé a disfrutar mi carrera elite a partir de los 26 años, cuando fui a Londres, pero quisiera que ellos puedan comenzar a los 19 o 20”, indicó Gonzalo.

“Nombres como Lautaro Delgado, Facundo Medard, Tomas Castañeda, Ayrton Robledo, los hermanos Frías, son chicos que hicieron crecer la disciplina deportiva en San Juan y tienen mucho futuro, les pido que tengan conducta, responsabilidad, disciplina y sacrificio a pesar del resultado. El corazón, la garra, el hambre de gloria son fundamentales para llegar lejos en este cualquier deporte”, acoto Tellechea.

En una copa del mundo en Nueva Zelanda, Gonzalo estaba ubicado en el puesto 43°, penúltimo, pero empezó a avanzar y por una semana pudo entrar en los puestos de simulación olímpica.

Gonzalo Tellechea papá

La familia está conformada por su mujer y dos hijos, uno de 6 años y el otro de 1 año y 8 meses. “Nos organizamos bien con mi esposa en esta cuarentena, yo cocino y lavo los platos, nos repartimos de diez las tareas. Ahora sobra tiempo para estar con la familia, siempre lejos de ellos por estar de viaje, en este momento los puedo disfrutar al máximo. Lo que siempre extrañé, ahora lo tengo”, contó emocionado.

La familia es un pilar fundamental en la carrera deportiva de Gonzalo Tellechea, ya que siempre hicieron fuerza estando cerca o lejos de él.

“Espero que mis hijos se acuerden de un padre viajando a representar al país haciendo lo que más le gusta. De un papá que se ha sacrificado un montón para cumplir sus sueños y darles lo mejor. Es muy importante haber seguido una carrera deportiva después de tener dos hijos, siempre la gente de mi entorno me sigue un montón”, agregó.

Los amigos y valores que le dio el deporte

A Gonzalo viajar por diferentes países, le dio la posibilidad de conocer personas y hacer amigos en las distintas competencias. “Son amigos auténticos, de todo el mundo, es una competencia sana. Luciano Taccone, Romina Vignoli y Facundo Medard son algunos de los casos”, señaló.

El deporte no solo le dio amigos sino también la oportunidad de conocer a su esposa en una carrera, y de enseñarles valores a sus hijos y amigos.

El entrenamiento de Gonzalo Tellechea

El atleta sanjuanino, cuando está en actividad normal, entrena tres turnos de 2 horas cada uno. Mientras más entrenas no tienes límites, necesitas comer más, dormir más, es una profesión forzada y a la vez placentera. Para ser un deportista de elite hay que entrenar 5 o 6 horas por día. Entreno mucho más de lo que compito, hay que tener más en cuenta la intensidad y el tiempo, tener una buena preparación para el día de la carrera. Mejorar un segundo en una pileta de 100 metros es muchísimo”, aportó el triatleta olímpico.

Durante la cuarentena sigue las rutinas de entrenamiento, utiliza el rodillo y hace simulación virtual de competencias. Además es experto en la cocina, se especializa en hacer milanesas con papás fritas, algo frito y lomos caseros, pero también tratar de hervir arroz, legumbres, y comidas sanas para mantenerse en forma. “Subí unos kilitos ahora, pero ya los bajé con la actividad física”, dijo.

La frase de Gonzalo Tellechea

"Siempre me ilusiono con los próximos juegos olímpicos, pero ahora bajé el nivel y estoy más enfocado en carreras sudamericanas".

Modificado por última vez en Miércoles, 06 Mayo 2020 19:31