Deportes

Gonzalo “Chalo” Molina: “Firmo mi clasificación a Tokio 2021; vamos a estar”

Con esa frase, el biker sanjuanino cerró la entrevista en el Instagram de la Secretaría de Deportes.

El deportista de Alto Rendimiento está cumpliendo la cuarentena obligatoria en su casa, pero no reduce su actividad física y sigue al pie de la letra el plan de rutinas que le mandan los profesores de la Secretaría de Deportes. “La realidad es que estoy un poco aburrido en casa, pero sigo mi plan de entrenamiento, no puedo dejar de entrenar. Los profesores de la secretaría me facilitaron una barra olímpica con discos, además tengo rodillos, pedaleo en la bicicleta, hago sentadillas y abdominales. Me encargo de ayudar a mis viejos a limpiar y ordenar la casa, leo un libro, toco un poco la guitarra y veo algo en Netflix”, contó el “Chalo”.

Su familia

Está compuesta por su papá, mamá, y cuatro hijos (Gonzalo es el tercero). Con 24 años considera que es “un profesional muy constante, lo que me propongo lo trato de cumplir. Soy muy autocrítico, simple, buena onda, sincero y honesto”, se define.

Su padre y tres hermanos siempre estuvieron ligados al mundo de la bicicleta en distintas disciplinas deportivas. “Mi papá corría en ciclismo de pista y ruta, pero nos metió en el mundo de bicicross. Decía que era muy sacrificado el ciclismo, además un primo mío también nos involucró en ese ambiente a mis hermanos y a mí. Mis dos hermanos más grandes ya no practican el deporte, pero mi hermano Franco de 16 años corre actualmente y es muy bueno en lo que hace”, indicó Gonzalo.

Sus comienzos en el bicicross, su gran pasión

Su inicio en este deporte se puede decir que fue desde la panza de la madre. Su mamá corrió una competencia de BMX para el Día de la Madre, se cayó y no sabía que estaba embarazada de Gonzalo en ese momento. “Por suerte fue solo un susto y acá estoy”, recordó entre risas.

Con 5 años se inició en esta actividad. Fue un domingo al Club Bicicross San Juan, y largó una carrera sin haber entrenado previamente. “Me acuerdo de que quedé penúltimo en la categoría infantil, llevo casi 20 años haciendo este deporte y te puedo asegurar que aprendí de todo, a saltar, a caerme, a levantarme, a tener dolores, es un deporte extremo pero el más lindo para mí”, contó el biker sanjuanino. En ese momento le armaron una bicicleta que no era para la especialidad, muy pesada, de fierro, la cual actualmente no sabe dónde se encuentra.

El Club Bicicross San Juan, su lugar en el mundo

El lugar donde el “Chalo” tuvo sus comienzos y corre actualmente, es el patio de su casa. “En ese espacio tan grande me siento más vivo que nunca, practico el deporte que más amo, pude ser campeón sudamericano ante mi gente, representa mucho para mí. Además me dio muchas alegrías, voy con mis amigos a entrenar y hacemos desafíos para ver quien pierde y paga la coca” contó entre risas.

Ganar la prueba HC de la Copa Suramericana en su casa, el mejor recuerdo

Logró el triunfo el sábado y el domingo en el Club Bicicross San Juan. Fue la primera vez que esta pista se habilitó para una competencia internacional el fin de semana del 6 y 7 de abril de 2019.

Gonzalo ganó todo, en las pruebas de nivel HC: las tres mangas clasificatorias y las tiradas de cuartos, semifinales y final. Y lo hizo con una autoridad tremenda. Sabiendo que era el favorito y que la gente de su provincia ansiaba festejar su victoria. Además sumó puntos importantes para la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Estaba muy contento de ganar en casa, ante mi público, tenía muchos nervios y presión. Le pude dar una gran alegría a mi gente”, relató el biker.

Un apodo

“Cuando era muy chico no me salía decir mi nombre Gonzalo Molina, y decía "Chalomina". Por eso quedó el apodo, todos me dicen Chalo, familiares, amigos, conocidos. Nadie me conoce de otra manera”, comentó Molina.

El automovilismo, su otra gran pasión

Gonzalo se armó un Fiat Regata y corrió dos fechas en las travesías, competencia que se desarrolla en la provincia. “Me encantan los fierros y con mi viejo quisimos probar suerte, fue una hermosa experiencia y espero algún día se pueda repetir”, señaló.

Importancia del BMX y del deporte en su vida

“El BMX es mi vida, pero ampliando un poco el deporte me sigue dejando amistades, superación, aprendizaje, amigos. La cabeza de un deportista en saber cómo superarse, cómo levantarse después de una caída, cómo es forzarse al máximo para lograr un objetivo”, señaló.

Su gran experiencia en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016

Gonzalo Molina mostró una digna participación en las semifinales de BMX en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. En las tres carreras clasificatorias a la final, terminó séptimo, cuarto y quinto, respectivamente, por lo que en la sumatoria quedó afuera de su sueño olímpico. El joven de 20 años finalizó sexto en la eliminatoria, detrás de Sam Willoughby de Australia, Connor Fields de Estados Unidos, Niek Kimmann de Países Bajos, Tory Nyhaug de Canadá y Twan van Gendt de Países Bajos, siendo los primeros cuatro los clasificados a la final.

Mensaje de “Chalo” Rumbo a Tokio 2021:

“Firmo mi clasificación; vamos a estar. Los Juegos Olímpicos son muy especiales, se observan en todo el mundo, es una experiencia increíble representar al país y a la provincia. Lo que se vive adentro es hermoso, en la villa, sentirse uno de ellos, es una experiencia única”, cerró diciendo.

Modificado por última vez en Viernes, 01 Mayo 2020 19:34