Deportes

Dos sanjuaninos integraron la generación más exitosa del vóley argentino

Denominada la “Generación del 82”, fue el grupo de jugadores que obtuvo las medallas más importantes del vóley nacional, con bronce en el Mundial de 1982 y en los Juegos Olímpicos de Seul 1988.

Hicieron historia, como los recordados equipos del Mundial de Fútbol 1986 con el título mundial obtenido en México o la Generación Dorada del básquetbol con la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Para el vóley, la Generación del 82 fue ese equipo emblema, aquel que obtuvo los mayores logros argentinos a nivel internacional y que no se han podido igualar o mejorar desde aquellos tiempos hasta el presente.

Los sanjuaninos en cuestión son Raúl Quiroga y Leonardo Wiernes, uno en la función de punta y el otro como armador. Bajo la brillante conducción técnica del coreano Young Wan Sohn, logró que un grupo de jugadores desconocidos, lograra una de las gestas mas importantes del deporte argentino, al lograr revertir en solo cuatros años el puesto 22º en el Mundial de Italia 1978, al tercer lugar en el Mundial siguiente, el de Argentina 1982.

Este resultado marcó un antes y un después en el vóley argentino. Ya que este deporte, y desde este momento, creció enormemente en popularidad en nuestro país, comenzando a ser practicado por cientos y cientos en Argentina, que despertó luego de esta gesta deportiva. Raul Quiroga y Leonardo Wiernes son productos de la interminable cantera de Obras Sanitarias, y luego de este mundial Quiroga fue contratado por el Módena de Italia, siendo figura central y nominado posteriormente, como el mejor atacante del mundo.

En el Mundial de 1982, lograron clasificar a segunda ronda, luego de derrotar por el grupo A a Túnez y México, cayendo con Japón. Ya en segunda ronda y en el grupo G, logra clasificar a semifinales nuevamente con Japón, y dejando atrás a China, Corea del Sur, Canadá y Alemania Oriental, mientras que por la otra ronda, el ex Unión Soviética y Brasil pasaban a semifinales, donde debieron medirse con la poderosa URSS. No hubo milagro, fue 3 a 0 favorable a la Unión Soviética, pero la selección de Sohn ya se había ganado a todo el público argentino, que disfrutaba de las transmisiones en vivo a través de la vieja ATC, Argentina Televisora Color, hoy denominada TV Pública.

Mientras la Unión Soviética y Brasil definieron el campeonato, el tercer puesto quedaba para Argentina y Japón. Nuevamente verse las caras con los japoneses, pero ahora el destino del partido fue diferente, ya que con todo el apoyo del público, Argentina se impuso 3 a 0 y desató un delirio nunca antes visto en este deporte, Argentina se subía al podio con la obtención de la medalla plateada. El plantel estuvo integrado por Carlos Getzelevich, Daniel Castellani, Esteban Martínez, Carlos Wagenpfeild, Gabriel Solari, José Puccinelli, Hugo Conte, Raúl Quiroga, Jon Uriarte, Alcides Cuminetti, Leonardo Wiernes y Waldo Kantor.

Esta generación dio otro título inédito para nuestro país. Ya sin “Chiqui” Wiernes en esta selección, Argentina logra la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos en Seúl 1988, con Raúl Quiroga como máximo artillero nacional y con jugadores de la talla de Hugo Conte, Raúl Castellani o Waldo Kantor, entre los principales. Este mismo equipo obtuvo el sexto puesto en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984.

Modificado por última vez en Lunes, 20 Abril 2020 13:19